Rafa Nadal pidiendo explicaciones p
Rafa Nadal pidiendo explicaciones por el parón de su partido ante Nishikori en los Juegos de Río. CAPTURA TV

Una visita al baño de Kei Nishikori de más de diez minutos provocó un enorme cabreo de Rafa Nadal durante el partido en el que ambos luchaban por la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río y que se acabó decantando del lado del tenista nipón (6-2, 6-7, 6-3).

El tenista japonés pidió una pausa para ir al cuarto de baño entre el segundo y el tercer y set del choque entre ambos, lo que provocó el cabreo de Rafa Nadal que dijo al responsable del partido de la ITF que "¿te parece normal que Nishikori esté fuera 11 minutos?".

El parón que se produjo coincidió además con el peor momento del japonés, que había perdido una ventaja de 5-2 en el segundo set con dos 'breaks' arriba, y el mejor de Nadal, que acabó pletórico la segunda manga.

Ya durante el partido, Rafa Nadal mostró su enfado en diversas ocasiones debido a que el público no paraba de entrar y salir de sus asientos, lo que le provocó varias discusiones con el árbitro brasileño Carlos Bernardes. 

Además, no es la primera vez que Rafa Nadal choca con Bernardes, ambos han tenido ya varios enfrentamientos. "Voy a pedir que no me arbitres nunca más", le dijo al brasileño en un partido en febrero de 2015 en un partido que también se disputó en Río.

"Alguien tiene que controlarlo"

Tras el partido, Nadal habló sobre el incidente y dijo que "alguien tiene que controlar" cuando un rival, como fue el caso del nipón, se marcha "doce minutos" al vestuario.

"Con el árbitro no ha pasado nada, después de perder no es momento de hablar, pero cuando uno remonta después de ir perdiendo 6-2, 5-2 y gana el set, y el rival se va doce minutos, alguien tiene que controlar esto. A mí en Río de Janeiro no me dejaron ni cambiarme los pantalones, me los puse al revés y no me dejaron cambiármelos. Esta es la realidad, nunca pasa nada", expresó Nadal al micrófono de TVE.

De todos modos, el balear fue deportivo y quiso "felicitar" al japonés que había "jugado mejor". "Estoy feliz por lo que he luchado y la actitud durante el torneo. Hay que estar satisfecho del juego y porque se ha dado todo y más de lo que tenía", indicó.

"He luchado hasta el final, pero estaba muy cansado, la verdad. Desde el comienzo me ha costado mucho y he estado vacío de energía. Ha sido una semana durísima para mí después de dos meses sin competir y no ha podido ser", lamentó.

También Conchita Martínez, capitana del equipo español, se quejó en su cuenta de Twitter sobre el parón que sufrió el partido.