Unai Emery
Unai Emery, pensativo durante un entrenamiento del Valencia (EFE). EFE

Que un jugador de fútbol reconozca públicamente que es homosexual sigue siendo la asignatura pendiente del deporte rey en cuanto a libertad se refiere.

Y según considera Unai Emery, entrenador del Valencia C.F., el machismo que impera en este deporte es la principal barrera, aunque considera que al final se conseguirá.

Creo que he tenido compañeros gays y nunca me lo han dicho

"Todo tiene un proceso. El mundo gay se está abriendo y todavía queda por abrir. El mundo del fútbol es complicado para abrir. Seguro que hay gays en este mundo, pero hay que superar alguna que otra barrera. Creo que queda mucho recorrido para que este mundo se abra", indica Emery en un artículo publicado en la edición digital del diario Levante.

Por su parte, el entrenador valencianista considera que es muy probable que haya tenido compañeros gays, aunque nunca lo hicieron público.

"En el vestuario no, pero sí en el entorno. Creo que he tenido compañeros gays y nunca me lo han dicho. Saberlo genera más morbo que otra cosa. Si un jugador me lo dijera, estaría encantado. Creo que controlo quién lo es, por indicios y demás. Creo que algunos de los que hablan de que ligan mucho, lo son y hablan así como protección. Es algo que respeto", apunta al respecto.