El centrocampista brasileño del Real Madrid Emerson ha destacado hoy el cambio de mentalidad que ha experimentado el equipo desde que alcanzó el liderato de Primera División y ha admitido que antes pensaban en el Barcelona, "ahora no".

"Ha cambiado la mentalidad del equipo y la mía también. No estábamos bien. Sabia que podía dar más para el equipo y que podía hacer algo importante pero tenía poco tiempo para demostrarlo. Ahora estamos en un momento importante para el equipo, yo estoy bien y puedo ayudarle", ha reconocido.

Emerson admite el favoritismo que recae en el Real Madrid por su condición de líder: "Barcelona y Sevilla son dos equipos que respetamos mucho. Juegan bien al fútbol y también merecen ganar la Liga, pero dependemos de nosotros mismos. Tenemos que pensar en el Real Madrid. Antes pensábamos en el Barcelona; ahora no", ha dicho.

El medio centro brasileño se mantiene al margen de las noticias que llegan desde Italia, que dicen que Juventus (de donde llegó al Real Madrid) y Milán están interesados en ficharle para la próxima temporada. De momento, prefiere pensar en su papel actual en el conjunto madridista.

"Ahora me siento importante para el equipo. Es una cosa buena ver que eres fundamental. Se habla mucho en Italia de ofertas pero no sé nada. He dicho muchas veces que tengo dos años más de contrato. Ahora es el momento de que hablen los equipos para la próxima temporada, pero estoy tranquilo pensando en los partidos que nos quedan. Pienso en jugar y ganar la Liga", ha dicho.

También ha aclarado que "tengo contrato con el Real Madrid, no con el entrenador. Él me trajo aquí, pero tengo contrato con el club y tengo que pensar en el equipo, no sólo en si se va Capello o no", ha dicho.

"De verdad que no sé las cosas que está pensando (Capello). Si gana la Liga estará tan contento como nosotros por todo lo que ha pasado. Creo que ha sufrido mucho. Pero no sé que cosas pasan por su cabeza sobre su futuro", ha apuntado.

Por último, ha avisado del peligro de encuentros como el próximo, ante el Deportivo de la Coruña.

"Los partidos más peligrosos no son cuando jugamos contra equipos grandes y fuertes, en los que tienes más concentración y cuidado, sino cuando pensamos que se puede ganar fácil. Hemos visto lo que pasó contra el Espanyol en casa y hay que tener mucho cuidado con el Deportivo. Es un partido difícil", ha concluido.