Cristiano Ronaldo.
Cristiano Ronaldo. EFE

La eliminación de la Juventus a manos del Ajax ha sido sin duda una de las grandes sorpresas en los cuartos de final de la Liga de Campeones. El positivo resultado que traía el equipo turinés de Ámsterdam y contar en sus filas con Cristiano Ronaldo le daba sin duda el favoritismo en el encuentro de vuelta, pero el entusiasta equipo de Ten Hag le dio la vuelta contra todo pronóstico.

La prensa italiana habla de debacle, aunque en líneas generales salvan la actuación del atacante portugués, que anotó los dos tantos del equipo en la eliminatoria. La Gazzetta dello Sport habla de "tremenda decepción". "La Juve vuelve a encontrar una noche maldita, pero hay una diferencia con respecto al pasado: el Ajax pudo marcar otros dos o tres y no habría duda de que se lo mereció. Cristiano logró el gol habitual de fenómeno, pero estuvo solo, demasiado. La Juve no parecía preparada para la gran noche. La cabeza está ahí, porque Mr. Champions no falta a las citas importantes. En los cuatro últimos partidos sólo marcó él".

Corriere dello Sport asegura que "el juego de la Juve penaliza a Cristiano Ronaldo". "tras marcar en la ida, Cristiano volvió a hacerlo en Turín. La Juventus tiene una mentalidad especulativa. El método podría ser bueno antes de la llegada de Cristiano, pero ahora penaliza claramente al rey de la Champions, y Allegri tendrá que responder por ello ante los dirigentes".

Tuttosport, el periódico de Turín y más afín al equipo bianconero, titula "Desilusión infinita": "Cristiano ilusionó al Allianz, pero el viaje se detuvo para la Juve otra vez en cuartos. Si el año pasado los bianconeri se sintieron defraudados por lo que pasó en el Bernabéu, lo de éste es absolutamente razonable. Un veredicto que honra al Ajax: estuvo en desventaja, reequilibró el partido y lo dominaron hasta que encontró el gol de Ligt".