El Puma, en apuros
El Puma, en apuros en la Volvo Ocean Race. Amory Ross / PUMA Ocean Racing

El Puma, capitaneado por Ken Read, sufrió este lunes la rotura de su mástil en torno a 2.150 millas náuticas de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), en lo que está siendo la primera etapa de la Volvo Ocean Race, que comenzó hace 17 días en Alicante.

El barco estadounidense, que marcha segundo en la clasificación tras el Telefónica, sufre así un duro revés al ver cómo su mástil se quebraba al sur del Océano Atlántico. Sin embargo, pese a la rotura del mástil, el propio Ken Read informó de que no hubo que lamentar heridos.

"No hubo pánico a bordo, y todos los tripulantes están sanos y salvos. Gracias a una náutica increíble, las tres piezas del mástil y de todas las velas nos hemos recuperado. No hemos suspendido la carrera en este punto y estamos sopesando opciones", afirmó Read.

No hubo pánico a bordo, y todos los tripulantes están sanos y salvos

El estadounidense confirmó que se quieren tomar un tiempo para decidir. "En este momento no estamos usando nuestro motor, pero nos estamos tomando un tiempo para despejar la cabeza y evaluar los próximos pasos. En nuestros planes puede incluir dirigirse a la isla de Tristan da Cunha, cerca de 700 millas náuticas de nosotros, casi en el camino a Ciudad del Cabo", confirmó.

Read confirmó la decepción de toda la tripulación. "Somos los once hombres más tristes y decepcionados de la tierra. Estábamos en una segunda posición cómoda, viajando hacia el sur para entrar en el diferencial delantero y cruzando el Atlántico sur hacia Ciudad del Cabo", informó.

El Puma está trabajando en un plan de recuperación para asegurar la embarcación y así reincorporarse a la carrera lo más pronto posible. Además están recibiendo apoyo de la Volvo Ocean Race para que la tripulación haga frente a la situación.

"Estábamos planeando estar allí en cinco días. En esta etapa, mi meta es asegurar el obtener este nuevo equipo de seguridad y estudiaremos la manera de volver a esta carrera", concluyó Read.