El Barcelona despide la temporada de su 26ª Liga conquistada con un empate en Ipurúa frente a un Eibar que se lo creyó de principio a fin. Dado que el conjunto culé no se jugaba nada, fueron los de Mendilibar quienes llevaron las riendas del partido.

El primer gol fue del Eibar y llegó gracias, en parte, a Cillessen. El portero neerlandés no acertó a despejar un disparo fuerte de Cucurella, y el balón se coló bajo sus brazos. No obstante, Messi decidió que no iba a dejar las cosas así y sacó en dos minutos dos goles, el último confirmado por el VAR. En ambos casos, un balón largo entre líneas para la carrera del '10'.

Sobre el descanso, De Blasis vio cómo Cillessen volvía a mostrar sus carencias y con un medido disparo lejano, puso el 2-2 por toda la escuadra. Un gol con el que se despide LaLiga 2018/2019.