Ayer, al menos hubo una buena noticia: Fran Yeste, silbado el domingo pese a jugar lesionado, se entrenó con total normalidad.