Jaime Nava anuncia su incorporación a MasterChef Celebrity
El capitán de la Selección de rugby anuncia con esta imagen y un divertido mensaje su incorporación a MasterChef Celebrity. Instagram Jaime Nava.

El deporte español estará nuevamente representado en las cocinas del popular talent culinario MasterChef Celebrity. Tras la incorporación de Ona Carbonell, el programa ha confirmado que el capitán de la Selección española de rugby, Jaime Nava, cierra la lista de los catorce aspirantes que competirán en la tercera edición de la versión de celebrities.

Es más, tras el éxito de Saúl Craviotto en la segunda edición del programa de celebrities, Televisión Española sube su apuesta por el deporte con la incorporación de la nadadora Gemma Mengual y el piragüista Javier Hernanz al elenco de ‘Bailando con las Estrellas’.

Craviotto, padre de familia, campeón olímpico, Policía Nacional y autor del libro Cuatro años para 32 segundos, dejó el listón en lo más alto, pero también abrió la puerta para que el deporte llegue de otra manera a los hogares españoles. Su espíritu de sacrificio, constancia y sana competitividad han hecho ver a la cadena pública todo el potencial del deporte, y ésta ha decidido aprovecharlo.

Jaime Nava, el capitán de los leones

“Aviso a navegantes: El otro día me puse con un huevo frito y me cargué la campana de extracción...”. El capitán del 'XV del León' anunciaba con humor su incorporación a MasterChef Celebrity. No obstante, el líder de los ‘Leones’ es una persona metódica y trabajadora, atributos que le han llevado a ser el segundo jugador con más internacionalidades de la historia del equipo nacional. También es conocido por las charlas motivadoras con las que arenga a sus compañeros antes de los partidos y que en más de una ocasión se han hecho virales.

Ona Carbonell, la sirena 'cambiapieles'

Su extenso palmarés incluye más de 30 medallas internacionales como nadadora de sincronizada (ahora natación artística) conquistadas a base de esfuerzo en una carrera deportiva de más de diez años. Por si fuera poco, Ona Carbonell ha compaginado la piscina con estudios de diseño y ha emprendido una prometedora carrera en la moda, que le ha llevado a desfilar en la pasarela 080 de Barcelona, demostrando que no teme cambiar de registro.

Gemma Mengual, una de las más grandes se cambia a la gravedad

Con 17 medallas de oro, 18 de plata y 12 de bronce, entre Mundiales, Europeos y Juegos Olímpicos, Gemma Mengual se probará en el arte de la danza en los platós de RTVE. Mengual es una de las deportistas más laureadas de España. Se retiró en 2012,  reapareció en 2015 y logró clasificarse para competir en los Juegos de Río de Janeiro, su cuarta cita olímpica. Lo hizo junto a Ona Carbonell, su pareja en el dúo español que ha subido a todo tipo de podios.

Javier Hernanz echa el pie a tierra

El piragüista olímpico será el último deportista en dar el salto a la televisión. No se sabe si animado por su compañero de entrenamientos Saúl Craviotto, Hernanz se probará con Gemma Mengual en ‘Bailando con las Estrellas’. En su palmarés destacan un oro mundial y dos participaciones olímpicas y, por si fuera poco, es modelo para firmas como Loewe, Virgin y Siroko, estudia derecho y ayuda a sus padres con la pastelería de Arriondas, su pueblo.

Un nuevo foco para el deporte

Con su naturalidad y buen hacer, Saúl Craviotto conquistó a los jueces de MasterChef y también al gran público, pues obtuvo más fama por su aparición televisiva que por sus logros deportivos. No obstante, todo tiene su lado bueno como él mismo aseguró tras proclamarse campeón: “Llevo 17 años remando, he ganado cuatro medallas olímpicas y ahora solo me reconocen por MasterChef. Pero a raíz del programa también han conocido mis medallas y mis méritos deportivos han llegado a otro tipo de público que no sigue el deporte y que ha indagado”.

El deporte ha encontrado un nuevo mercado en el que darse a conocer. Sirva como ejemplo que la final de MasterChef que coronó a Craviotto sentó a casi 8 millones de espectadores frente a la pantalla de La1 en algún momento de su emisión y obtuvo una audiencia media de 3.444.000, una cifra superior a la que obtenemos si sumamos los espectadores de las cuatro retransmisiones de TVE de las dos finales olímpicas de Craviotto en Río 2016. Solo queda ver si los nuevos aspirantes encajan tan bien ante las cámaras como en sus disciplinas y logran mantener abierta esta puerta que da un nuevo foco al deporte en la televisión.