Ecclestone
Bernie Ecclestone. EFE

El jefe de la Fórmula 1, el británico Bernie Ecclestone, consideró este miércoles imposible celebrar el próximo mes de octubre el Gran Premio de Bahréin, que tuvo que ser pospuesto el pasado mes de marzo por los problemas políticos que vive el país.

Era la primera carrera de la temporada en el calendario, pero la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) decidió posponerla y la semana pasada la reprogramó para el mes de octubre.

No obstante, Ecclestone fue claro a la hora de descartar que la Fórmula 1 vuelva al emirato esta temporada, si bien dejó la puerta abierta a que Bahréin vuelva a organizar carreras una vez que consiga superar sus problemas políticos y sociales.

"Esperamos poder volver en el futuro, pero desde luego (la carrera) ahora no está programada", dijo a la BBC.

"El calendario no se puede reprogramar sin el acuerdo de los participantes", manifestó Ecclestone, después de que once equipos de Fórmula Uno rechazaran la semana pasada la decisión de la FIA de anunciar un Gran Premio en Bahrein en el mes de octubre.