Lebron James
Lebron James realiza un mate en un partido. GTRES

El alero Kevin Durant anotó 32 puntos, incluidos 16 en el tercer periodo, y lideró de nuevo el ataque balanceado de los Warriors, que vencieron a domicilio por 108-118 a los Cavaliers.

Durant, que también aportó ocho rebotes y tres asistencias, tuvo el apoyo del base Stephen Curry que llegó a los 23 puntos, repartió ocho asistencias y recuperó dos balones.

La victoria de los Warriors (36-9), mejor marca de la liga, fue la decimotercera consecutiva que logran fuera de su campo, mientras que los Cavaliers (26-17), que han perdido cuatro partidos seguidos, rompieron racha de 13 triunfos en fila que tenían en su campo del Quicken Loans Arena.

La mejor racha ganadora de los Warriors fuera de su campo es de 14 triunfos consecutivos que lograron en la temporada del 2015-16 cuando los Cavaliers les ganaron las Finales.

James volvió a ser el líder de los Cavaliers con 32 punto, ocho rebotes y seis asistencias

Además de tener la mejor marca de la liga, los Warriors también son líderes en puntos, asistencias, tapones, porcentaje de tiro de campo, de triples y de personal.

Los Warriors, que ya habían ganado también a los Cavaliers, el Día de Navidad, en la primera revancha después de haber disputado ambos las pasadas Finales de la NBA, con triunfo para el equipo californiano, volvieron a ser mejor equipo tanto en el apartado individual como colectivo.

Junto a Durant, único jugador de los Warriors al que abrazó James al concluir el partido, y Curry, el escolta Klay Thompson aportó 17 tantos, tras encestar 3 de 6 triples, y el ala-pívot Draymond Green volvió a ser el más completo al conseguir un doble-doble de 11 puntos, 16 rebotes --13 defensivos--, nueve asistencias y dos tapones.

Los Warriors llegaron al cuarto periodo con sólo dos puntos de ventaja (91-93), pero los Cavaliers fallaron 17 de 19 tiros de campo, que al final les costó la derrota, la octava de los 10 partidos que han disputado desde que perdieron el Día de Navidad en Oakland.

James volvió a ser el líder de los Cavaliers con 32 punto, ocho rebotes y seis asistencias, que no pudieron hacer la diferencia ganadora.

La estrella de los Cavaliers necesita apenas 41 puntos más y se convertirá en el séptimo jugador en la historia de la NBA que alcanza la marca de 30.000 tantos como profesional.

Pocos minutos para Calderón

Mientras que el ala-pívot Kevin Love logró 17 tantos, siete rebotes, tres asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón, pero nunca pudo superar el marcaje de Green, ni dominar dentro de la pintura.

El base Isaiah Thomas, que ya no tuvo limitaciones de minutos, completó 32 en lo que fue su primer duelo ante los Warriors como jugador de los Cavaliers y no pudo con la figura de Curry.

A pesar que llegó a los 19 puntos y cuatro asistencia, el base titular de los Cavaliers falló 13 de 21 tiros de campo, y seis de siete desde fuera del perímetro.

El base español José Manuel Calderón jugó un minuto como reserva de los Cavaliers y lo aprovechó al anotar uno de los dos lanzamientos que hizo desde la línea de personal, además de dar una asistencia.

A pesar de la derrota, el entrenador de los Cavaliers, Tyronn Lue, mantuvo su creencia que el equipo de Cleveland es el mejor de la Conferencia Este, por la simple razón que "tenemos al mejor jugador del mundo".