El delantero del Málaga Salva Ballesta sufrió en el entrenamiento de ayer una contractura en el gemelo de su pierna izquierda, por lo que es duda para el partido del sábado ante el Poli Ejido. Salva, que reapareció el domigo ante el Eibar, tras dos semanas de baja por un problema en la rodilla izquierda, esperará hasta mañana para realizarse unas pruebas que determinen el alcance exacto de la lesión. Por su parte, Baha, autor del tanto ante el Éibar, alabó la actitud del público: «Cuando estábamos con un poco de prisa nos ayudó mucho».