Richard Pound
Richard Pound, tras clausurar la III Conferencia Mundial Antidopaje que se celebra en Madrid. (EFE) EFE

El Consejo Fundacional de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) aprobó el nuevo Código que regulará la lucha contra la trampa en el deporte, una versión revisada del aprobado en 2003, y que introduce una mayor flexibilidad, al alza y a la baja, sobre la sanción tipo de dos años, con circunstancias agravantes y atenuantes.

Esta nueva versión suaviza las medidas contra los países que no hayan ratificado la Convención Internacional de la UNESCO contra el dopaje: se pedía que no pudieran organizar campeonatos mundiales, pero se quedará finalmente en una recomendación. Varias federaciones expresaron en Madrid su preocupación porque, de haberse mantenido ese veto, muchos deportes minoritarios habrían encontrado dificultades para encontrar países que acogieran sus campeonatos.

Sigue premiando la confesión voluntaria

El nuevo Código mantiene los dos años de suspensión tipo tras un primer positivo, amplía el abanico de circunstancias atenuantes y agravantes y premia la confesión voluntaria de dopaje con una reducción de hasta la mitad de la condena.

Se elimina la sanción de por vida para un segundo positivo por un catálogo de sanciones y castigos y mantiene la inhabilitación para el que reincida hasta tres veces.

La principal novedad que incorpora el texto es la eliminación de la sanción obligatoria de por vida tras un segundo positivo. En su lugar, se establece un amplio catálogo de castigos que dependen de la gravedad y del tipo de infracción. El texto que se someterá a debate en Madrid introduce como "prioridad" los controles con objetivo concreto, es decir los destinados a 'perseguir' a los deportistas de quienes se tengan fundadas sospechas de que se dopan. Asimismo considera obligatorio que se siga sometiendo a análisis a los atletas que estén cumpliendo un periodo de suspensión.

La posibilidad de sancionar a un atleta sin que éste haya dado nunca positivo queda también formalmente reflejada en el Código. "El uso (de sustancias o métodos prohibidos) puede establecerse mediante otros datos fiables como la confesión del atleta, la declaración de testigos o pruebas documentales", dice el artículo 2.2.

El presidente Pound, optimista

Richard Pound, presidente de la AMA, fue el encargado de clausurar la III Conferencia Mundial Antidopaje de Madrid.

Colaborando, encontraremos la mejor fórmula (Pound)

"La lucha contra el dopaje no se acabará nunca. Siempre habrá personas dispuestas a incumplir las reglas. Se requiere una atención constante", avisó.

Pide la colaboración de todos para acabar con el dopaje. "Los retos son inmensos, hay que decirlo sin ambages, pero colaborando encontraremos la mejor fórmula", añadió.

 

Fahey, su sucesor 

El australiano John Fahey ha sido elegido hoy nuevo presidente de la AMA para un periodo de tres años que comenzará el próximo 1 de enero, tras obtener el apoyo mayoritario del Consejo Fundacional, formado a partes iguales por organismos públicos y deportivos.

Fahey, que concurría como candidato único tras la retirada del ex ministro francés de Deporte, Jean-Francois Lamour, no tuvo votos en contra pero sí cuatro abstenciones, correspondientes a cuatro de los cinco representantes de europeos. El único que se desmarcó de la abstención fue el ruso Vyacheslav Fetisov que optó por no votar.

Fahey sustituirá al canadiense Richard Pound, miembro del COI y que ha ocupado el cargo desde la constitución de la AMA en 1999.