Fernando Alonso
Fernando Alonso, entrevistado por la FOX en Indianápolis. EFE

Es una de las fechas señaladas en rojo para los aficionados al automovilismo, y este año aún más por la presencia de Fernando Alonso. Las 500 Millas de Indianápolis se celebran el 26 de mayo en el mítico circuito estadounidense, en las que el asturiano se juega una victoria que le metería de lleno en la historia del motor al convertirle en el segundo piloto en lograr la legendaria Triple Corona.

Por eso, este año los derechos de todo el campeonato de la IndyCar, y en concreto de la cita de mayo, se habían convertido en uno de los caramelos para cualquier canal, por lo que las negociaciones para hacerse con ellos se habían acelerado en las últimas fechas. La irrupción de DAZN, el nuevo servicio de streaming de deportes, en el panorama había hecho tambalear las opciones de Movistar.

Sin embargo, el derecho de tanteo de la negociación ha permitido que el servicio de televisión de Telefónica renueve con la Indy. Así lo confirmó el propio canal, y se hicieron eco varios de sus periodistas, como Álex Pita, que también es redactor de Movistar F1.

Quien quiera seguir todo el campeonato de la IndyCar podrá hacerlo así en Movistar Deportes, como ha venido haciendo los últimos años. Sin embargo, para la cita del 26 de mayo, habrá que sintonizar #Vamos, el canal dedicado a deportes del paquete básico de Movistar+.

"La emisión de las 500 millas de Indianapolis en la temporada 2017, con la participación del piloto asturiano, marcó un hito sin precedentes convirtiéndose en la retransmisión de motor más vista hasta la fecha y liderando todos los rankings de consumo de la plataforma, superando con creces cualquier espectativa", rezan en el comunicado.

La temporada de la IndyCar comienza el domingo 10 de marzo en el circuito de St. Petersburg, en Florida, que es uno de los trazados semiurbanos y con características muy diferentes al óvalo de Indianápolis.