Donald y Melania Trump
Una imagen de Donald y Melania Trump. GTRES

La victoria ante Holanda en la final del Mundial femenino de fútbol de Francia permitió a Estados Unidos revalidar su corona mundial, un hito que refleja la hegemonía norteamericana en ese deporte. El éxito provocó numerosas felicitaciones, entre las que no faltaron la del presidente de norteamericano Donald Trump y su mujer, Melania.

El dirigente no dudó en felicitar a las campeonas, a pesar de su polémico rifirrafe con Megan Rapinoe, una de las capitanas, a propósosito de una hipotética celebración del título en la Casa Blanca.

“¡Felicidades al equipo de fútbol femenino de EE.UU. por ganar la Copa del Mundo! Gran y emocionante juego. ¡América está orgullosa de todas vosotras!”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

El mensaje de la primera dama de Estados Unidos siguió la misma línea que el de su marido, pues Melania Trump quiso felicitar a “las campeonas del Mundial femenino de fútbol”.

Lo que no se sabe es si Donal Trump ha olvidado definitvamente su polémica con Rapinoe, ya que la seleccionador confirmó tras el partido que no han recibido ninguna invitación para celebrar el título en la Casa Blanca ni esperan recibirla.

Los Obama

El expresidente norteamericano Barack Obama y su mujer, Michelle, también quisieron reconocer el gran trabajo de su selección nacional. Así el exdirigente se declaró fan de este equipo y celebró que su país consiguiera su “cuarta estrella” gracias a “un equipo increíble que siempre está empujándose a sí mismo y al resto de nosotros para ser aún mejores”.

Su esposa quiso mostrar su orgullo por una selección “que nos inspira a todos”.