Nadal, Federer y Djokovic
Rafa Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic. EFE

Novak Djokovic celebró este miércoles su 32 cumpleaños con la mente puesta en su próximo objetivo: Roland Garros, que comienza en París el próximo lunes. Se trata del Grand Slam que menos luce en el palmarés del tenista serbio, que sólo lo ha ganado en una ocasión, en 2016. Lo mismo le sucede a Roger Federer, campeón en 2009. Algo lógico, teniendo en cuenta que Rafa Nadal acapara la mayoría de triunfos en la ahora renovada Philippe Chatrier: 11 en 14 años.

El llamado 'Big 3' del tenis mundial siguen acaparando la atención y su palmarés es objeto de comparaciones constantes, pese a la dificultad que entraña medir los logros de jugadores de distinta edad. Federer tiene 37 años y Nadal cumplirá 33 antes de que acabe el torneo. Si comparamos el historial de los tres jugadores en el momento de cumplir 32 años, veremos que las cifras son muy parejas, especialmente en cuanto a número de Grand Slams.

Los mejores números son los de Federer, que cumplió 32 años el 8 de agosto del 2013. Contaba entonces con 17 títulos de Grand Slam, 21 Masters 1000, seis ATP World Tour Finals, 77 torneos ganados y 302 semanas como número 1 del mundo.

Para medir al Nadal de 32 años apenas hay que rebobinar doce meses, hasta el 3 de junio de 2018. Acumulaba ya 16 Grand Slams (que fueron 17 sólo unos días después), 32 Masters 1000, 78 torneos y 175 semanas al frente del ranking de la ATP.

Ahora, Djokovic ha soplado las velas con 15 Gran Slams, 33 Masters 1000, cinco ATP World Tour Finals, 74 torneos y 252 semanas como número 1.

Recientemente, con su victoria en el Mutua Madrid Open, Djokovic alcanzó a Nadal en número de Masters 1000 (33). Sin embargo, el español tardó sólo una semana en tomar de nuevo la delantera (34) gracias a su victoria en Roma, precisamente ante Djokovic en la final.

Federer, pese a la mayor longevidad de su carrera, cuenta con 28, ya que acostumbra a ser muy selectivo con su calendario para centrarse en las grandes citas. De hecho, volvió a pisar este martes la tierra de Roland Garros cuatro años después de su última aparición allí. El suizo ha declarado que esta puede ser su última participación.