Cobrar 300.000 euros por no hacer nada

  • En 2006, durante la campaña electoral, Ramón Calderón anunció a bombo y platillo el fichaje de Vlade Divac como jefe del baloncesto.
  • En marzo de 2007, Divac reconoció que cobraba "por no hacer nada".
  • El ex jugador siempre tuvo claro que fue un mero reclamo electoral.
Mijatovic, Calderón y Divac el día de la presentación de este último (ARCHIVO)
Mijatovic, Calderón y Divac el día de la presentación de este último (ARCHIVO)
ARCHIVO

En julio de 2006, cuando ganó las elecciones a la presidencia del Real Madrid, Ramón Calderón anunció a bombo y platilloel fichaje de Vlade Divac como jefe de la sección de baloncesto. El ex jugador serbio incluso estuvo presente la noche que Calderón se proclamó presidente.

Pero luego desapareció durante una larga temporada. Se dijo entonces que sólo era "asesor", hasta que en marzo de 2007 declaró a una revista croata: "Literalmente, yo no hago nada en el Real Madrid. Sólo sirvo como parte de la nueva imagen del club. Sólo acepté la oferta porque me lo pidió Pedja Mijatovic".

Y es que Divac ha estado cobrando del Real Madrid por no hacer nada. A principios de este año, más de nueve meses después de hacer esas declaraciones, ha recibido un sustancioso finiquito por desvincularse del club. El serbio nunca estuvo integrado. El diario El Mundo cuenta que durante las negociaciones con el Real Madrid, Divac le dijo a un amigo: "¿Y qué dinero les pido a estos? ¿Les pido 600.000 euros?". Cuando le explicaron cuál iba a ser su misión, la sorpresa de Divac aumentó y también le dijo a otro amigo: "No me he enterado de nada. No sé qué es lo que tengo que hacer". Al final acordó cobrar 300.000 euros al año.

La anécdota del aeropuerto

Nadie supo nunca qué hacía Divac en el Real Madrid. Era tanta su desvinculación con el equipo blanco que tras jugar y perder un partido de la Euroliga en Belgrado ante el Estrella Roja, la expedición madridista se encontró con Divac en el aeropuerto de la capital serbia. Antonio Martín y Alberto Herreros, responsables de la sección, muy sorprendidos, le preguntaron: "¿Qué haces aquí? Si ya hemos jugado". La respuesta de Divac les dejó de piedra: "No, si yo he venido a ver al Partizán, que juega mañana".

Divac apenas presenció un puñado de partidos del Real Madrid, apenas estuvo un par de veces en las oficinas del club: siempre tuvo claro que fue un mero reclamo electoral. Un reclamo que ha costado 300.000 euros y un cuantioso finiquito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento