El Celta se aleja de la zona caliente tras ganar al Girona, al que adelanta en la clasificación y mete de lleno en el lío a falta de cinco partidos para el final de LaLiga.

Iago Aspas adelantó a los gallegos superada la media hora, tras una buena transición de ataque. El delantero abrió a la derecha y buscó el desmarque en el área chica, donde culminó la gran jugada personal de Boufal por la derecha.

El Girona empató en la segunda parte con un gol de Portu concedido tras la revisión del VAR. El árbitro determinó que Stuani no había tocado el balón que acabó en botas del delantero. En el 69 volvió a aparecer Boufal, esta vez por la izquierda y con un soberbio disparo que tomó curva y entró pegado al palo.