Diego Costa
El delantero del Atlético de Madrid, Diego Costa, en el partido ante el Athletic Club. EFE

Diego Costa, delantero del Atlético de Madrid, declaró este domingo, tras el triunfo por 2-0 frente al Athletic Club, que "algunos árbitros, no todos", le tienen "manía" y "no hay forma de cambiarlo", en referencia a la tarjeta amarilla que vio en el minuto 35 del encuentro por protestar a un asistente.

"En mi opinión es penalti claro. Creo que se tira en mi pierna, él me desequilibra, pero es una opinión del árbitro y no puedo quejarme. Luego, lo de la tarjeta ya sabes cómo es. La gente me tiene manía y no hay forma de cambiar", dijo a BeinSports tras el partido, en un vídeo recogido en las redes sociales del canal Gol.

La periodista le pregunta entonces a qué se refiere con la 'gente'. "Los árbitros. No todos, pero algunos a la mínima me sacan tarjeta. Yo creo que la tarjeta que me sacó he hecho un gesto que él me pitó fuera de juego. (...) Tenía ganas de sacarme la tarjeta, me la sacó y ya está. No hay que darle vueltas", contestó Diego Costa.

El delantero añadió que no protestó "de forma brusca" para recibir esa tarjeta amarilla. "Quiso sacarla y ya está", prosiguió.

También habló del francés Antoine Griezmann y la afición: "Creo que la gente está con Griezmann, un jugador con la calidad que tiene, que todos los equipos le quieren, que siempre cada verano un equipo grande le quiere. Es normal que en un momento se enfade. Llegará un momento en que me tocará enfadarme con la afición, porque muchas veces queremos dar lo mejor y no te salen las cosas y queremos que la afición esté con nosotros".

"Y ellos en muchos momentos se van a enfadar con nosotros. Son cosas del fútbol. La gente está encantada con Griezmann, con el jugador que es. Ojalá que siga aquí la próxima temporada. No hay que darle vueltas. Griezmann está contento y la afición mucho más", añadió Diego Costa.