Devin Booker
Devin Booker, de los Phoenix Suns, saluda a Klay Thompson, de los Golden State Warriors, tras ganar el concurso de triples del All Star de 2018. EFE

Un histórico Devin Booker con la mayor anotación registrada en una ronda del concurso de triples —28— y la habilidad de Spencer Dinwiddie fueron los grandes protagonistas en la jornada de concursos de triples y habilidades del Fin de Semana de las Estrellas de la NBA.

El concurso de triples, que no arrancó de forma prometedora tras la temprana eliminación en primera ronda de Paul George (con 9 puntos, habiendo fallado todo el penúltimo carro), Kyle Lowry (11 puntos), Bradley Beal (15 puntos), Wayne Ellington (17 puntos) y Eric Gordon (12 puntos), campeón en la última edición.

Accedieron a la ronda final Tobias Harris (18 puntos), Devin Booker (19 puntos) y Klay Thompson (19 puntos), que logró el billete en el último suspiro. Ahí, el alero de los Clippers se desinfló en la recta final y registró 17 tantos, mientras que Booker se fue hasta los 28 con un ejercicio estratosférico.

De hecho, sus 28 puntos son la mejor marca registrada en un concurso de triples en la historia. "Es algo especial, sin duda", afirmó tras recoger el galardón sobre el parqué del Staples Center.

Thompson, con la presión de superar la marca de su rival, quedó algo por debajo de las expectativas y sus 25 puntos proclamaron campeón a la joven promesa de los Phoenix Suns, que es el segundo jugador de la franquicia en alzarse con ese galardón tras Quentin Richardson (2005).

Asimismo, en el concurso de habilidades, el camerunés Joel Embiid dio rienda suelta a su vena más bromista y no tuvo inconveniente en hacer trampas frente a Al Horford y Lauri Markkanen, saltándose la parte de la prueba en la que debía introducir el balón por un aro con un pase de poca distancia.

Tras intentarlo en un par de ocasiones sin acierto, Embiid pasó de largo y logró superar a Horford pero no así a Markkanen, que saldó el duelo directo con un triple a la primera.

El finés, en el duelo final contra Spencer Dinwiddie, se quedó encasquillado precisamente en la parte donde Embiid llevó a cabo sus travesuras y el jugador de los Nets no perdonó, convirtiéndose en el primer base que se lleva el concurso desde Patrick Beverley en 2015. Es el segundo jugador de los Nets que gana el concurso tras la victoria de Jason Kidd en 2003.