Dos oficiales de policía arrestan a un seguidor de la selección de Polonia en Klagenfurt (Austria)
Dos oficiales de policía arrestan a un seguidor de la selección de Polonia en Klagenfurt (Austria). Gert Eggenberger / EFE
Un total de 29 personas han sido detenidas en Austria, sede de la Eurocopa junto a Suiza, por actos de violencia tras el primer día de este torneo , según fuentes policiales.

De las 29 detenciones, 10 se debieron a delitos de orden público y las 19 restantes a agresiones y peleas, informó la Policía austríaca.

Aficionados alemanes y polacos se pelearon en Klagenfurt
Además, las autoridades de la república alpina detectaron en la frontera y negaron la entrada al país a siete personas fichadas como potenciales hinchas violentos.

En Klagenfurt, una de las cuatro sedes austríacas del torneo, fueron arrestadas 17 personas, la mayoría aficionados radicales que llegaron a la pequeña ciudad austríaca para asistir al partido entre Alemania y Polonia, considerado de alto riesgo por la tradicional rivalidad entre los hinchas de ambos países.

El incidente ocurrió cuando aficionados germanos y polacos se enfrentaron en "la milla de los aficionados" de Klagenfurt hasta que llegaron unidades de la policía que los separaron, explicó hoy el comandante regional de Policía de Carintia, Wolfgang Rauchegger.

"Siempre hemos conseguido actuar a tiempo", dijo Rauchegger, tras asegurar que no habrá ninguna tolerancia para los que intenten causar desorden en la vía pública.

La Cruz Roja informó de que tuvo que intervenir 20 veces en casos y que ocho personas tuvieron que ser ingresadas en el hospital con heridas de diversa consideración.

50.000 croatas en Viena

La polémica entre los hinchas alemanes y polacos ha sido exacerbada después de que un diario sensacionalista polaco reprodujese en su portada un fotomontaje del seleccionador polaco Leo Beenhakker con la cabeza del capitán alemán Michael Ballack , en una mano, y en la otra la del técnico Joachim Löw, con el titular "Leo, tráenos sus cabezas".

El Alemania-Polonia, que comienza a las 18.45 horas GMT, es el primero de tres encuentros que se jugarán en Klagenfurt.

Por otra parte, las autoridades austríacas esperan para hoy la presencia en Viena de hasta 50.000 aficionados croatas, que acudirán a la capital para apoyar a su selección en el partido que la enfrenta a Austria en el estadio vienés de Ernst Happel a las 16.00 GMT.