Dirk Nowitzki, emocionado en su despedida
El ala-pívot alemán no pudo contener las lágrimas al confirmar su despedida de Dallas. Captura

Magic Johnson no fue el único que dejó la franquicia de sus amores la pasada madrugada. Dirk Nowitzki confirmó lo que era un secreto a voces, pues anunció oficialmente que el de anoche fue su último partido en casa de los Mavericks y dejará la NBA al final de la temporada.

El ala-pívot llegó a los ‘Mavs’ en 1999 y se ha convertido en leyenda de la franquicia texana. A sus 40 años, el alemán estableció el récord absoluto de permanencia en un mismo equipo con 21 temporadas, en las que ganó el anillo en 2011, siendo el MVP de las finales, mientras que en 2007 fue el MVP de la temporada.

Nowitzki se dirigió al pabellón tras firmar su mejor partido de la temporada frente a los Phoenix Suns (120-109) con 30 puntos, ocho rebotes y tres asistencias: “Como podéis esperar, este es mi último partido en casa", afirmó ganándose una rotunda ovación del American Airlines Center que le emocionó.

Sin poder contener las lágrimas el jugador aseguró que “esto es muy, muy emocionante" y que "hay demasiadas personas a las que hay que realmente agradecer”.

Adiós al ídolo de Miami

La del alemán no será la única ausencia destacada el próximo curso de la NBA. Dwyane Wade también cuelga las zapatillas y a sus 37 años cierra una brillante carrera que ha desarrollado prácticamente en su totalidad en los Miami Heat.

Wade ha jugado 15 temporadas en la NBA, todas en Miami salvo dos pequeñas etapas en Chicago y Cleveland y ganó tres campeonatos, convirtiéndose en el ídolo de los Heat.

Tanto su público como su franquicia quisieron brindarle una emocionante despedida, para lo que pintaron las gradas con su nombre, entre otros gestos de cariño.

El escolta dejó un curioso momento tras el partido, al intercambiar camisetas con su nombre y número con todo el mundo.