Roberto Bautista y Carlos Moyà
El jugador del equipo de Copa Davis Roberto Bautista, junto al capitán Carlos Moyà en la eliminatoria ante Alemania. EFE

"Por lesión, calendario o falta de motivación, solo tuve el sí de Granollers y Bautista para jugarnos la permanencia con Brasil. No era lo que esperaba, y menos con el equipo a punto de bajar a Segunda". Son declaraciones de Carlos Moyá, que ha hecho pública su renuncia como capitán del equipo español de Copa Davis, recientemente descendido del Grupo Mundial, y que dejan muy claro el sentir del mallorquín ante la situación que se vive en el tenis español.

Unas palabras que, aunque veladamente, son toda una declaración de intenciones. Fuentes de la Federación Española de Tenis (RFET) indican a 20minutos que una de las causas de la "falta de fuerzas" para continuar del mallorquín son "los jugadores, de los que se considera amigo y a los que no ha podido convencer para que acudan a la Davis". Esa falta de compromiso de los jugadores con la Davis es algo que se viene denunciando en los últimos tiempos y que, al parecer, es lo que ha propiciado el adiós prematuro del mallorquín al frente del equipo, en el que ha estado solo un año.

En la última eliminatoria, la que supuso el descenso a Segunda tras caer en Brasil, el equipo español estuvo liderado por Roberto Bautista (15ª en el ránking ATP) y Pablo Andújar (44) para los individuales y con Marc López y David Marrero —ambos fuera de los 200 primeros de la ATP—, en dobles. Destacaban las ausencias de Rafa Nadal, David Ferrer y, a última hora, Marcel Granollers.

Ausencias muy criticadas en el entorno tenístico, como la de hace unos días por parte de Toni Nadal: "Ha habido muy poco compromiso por parte de los jugadores. Es cierto que la Davis muchas veces llega en mal momento, pero pese a todo creo que Carlos ha sido demasiado buena gente y tendría que haber presionado mucho más", dijo el tío de Nadal, que, eso sí, exculpó al manacorí: "Rafael iba a jugar fijo. Si hubiese estado en forma hubiera estado en Brasil, se había comprometido con Carlos. Las veces que ha fallado ha estado más o menos justificado y Rafael para nada quería bajar a Segunda".

Causas de la deserción

Pero, ¿por qué los tenistas se borran del torneo? Entre los motivos de la deserción de los jugadores —españoles y del panorama internacional—, se encuentran un calendario apretado, las lesiones inoportunas o la decisión propia de los mismos tenistas por su propio beneficio de cara a la carrera en la ATP.

Los jugadores piden una modificación del calendario, incluída la Copa Davis. Ferrer y Feliciano llaman a hacer "una reflexión y un análisis" para que el torneo de naciones se juegue cada dos años y darle a oportunidad los mejores jugadores de participar en la competición.

Cada vez los jugadores tienen menos ganas de jugar, son desplazamientos y calendarios muy duros los que tenemos

"Los organizadores deben intentar hacer un formato en el que puedan estar los mejores jugadores de España y de los demás países. Si se juega cada año, los mejores jugadores no la van a jugar porque es imposible, no es fácil. Hay que recuperar bien y hay muchos jugadores buenos que se lesionan durante la temporada y sin jugar la Davis", explica Ferrer.

"La reflexión la tiene que hacer los organizadores de la Copa Davis, para intentar hacer un formato en el que puedan estar los mejores jugadores de España y de los demás países", explica Feliciano.

Por su parte, Robredo señala que "la Copa Davis siempre es un tema complicado. Habría que sentarse con la Federación Internacional y ver la manera para arreglar un poco esto. Cada vez los jugadores tienen menos ganas de jugar, son desplazamientos y calendarios muy duros los que tenemos", aseguró Robredo tras el partido.

Las explicaciones de los jugadores

Sea por una causa o por otra, lo cierto es que los top-50 del ránking se han borrado en las últimas convocatorias alegando distintos argumentos, más o menos creíbles.

  • Rafa Nadal (2). Se había comprometido, pero una lesión le apartó.

  • David Ferrer (5). Decisión propia, alegando falta de rendimiento físico.

  • Roberto Bautista (15). Sí acudió a la última convocatoria.

  • Feliciano López (20). Acudió a la anterior eliminatoria, ante Alemania, pero no estuvo en Brasil.

  • Tommy Robredo (22). Decisión propia: "Es un tute considerable y no tengo mucha motivación".

  • Nico Almagro (28). Actualmente, una lesión le aparta de las pistas hasta el año que viene.

  • García-López (32). Ha participado en la Davis, pero no con Moyá como capitán.

  • Fernando Verdasco (34). Acudió a la anterior eliminatoria, ante Alemania, pero no estuvo en Brasil.

  • Pablo Andújar (44). Sí acudió a la última convocatoria.

  • Marcel Granollers (46). Lesión. Había acudido a la anterior ante Alemania y estaba convocado para Brasil, pero una lesión le apartó.

Cinco entrenadores en una década

Carlos Moyá fue el cuarto seleccionador que se hizo cargo del grupo desde el año 2005, un movimiento de banquillo que es poco habitual en el contexto de la principal competición tenística por países. Con la excepción de Argentina, que ha tenido cuatro capitanes desde 2002, los equipos que han dominado la competición en los últimos años y que forman la elite del Grupo Mundial siempre han apostado por la continuidad en la capitanía.

Moyá, que solo había firmado por un año, sucedió el 1 de enero en el cargo a Alex Corretja, que ocupaba el puesto desde 2011.

Carlos Moyá cerraba de momento la lista de capitanes españoles, que ya parece tener un probable sucesor en Juan Carlos Ferrero

A su vez, Corretja heredó la capitanía de Albert Costa, que fue seleccionador desde 2008 y que consiguió dos veces la Copa, en 2009 y 2011, año en el que renunció a seguir.

Antes de Costa el capitán había sido Emilio Sánchez Vicario, nombrado en 2005 por el anterior presidente de la Federación Española, Pedro Muñoz. Al final del mandato de éste, en 2008, en plena polémica entre los jugadores y el presidente, Sánchez Vicario se hizo a un lado y dejó la capitanía. Muñoz nombró entonces jefe del equipo a Costa.

Carlos Moyá cerraba de momento la lista de capitanes españoles, que ya parece tener un probable sucesor en Juan Carlos Ferrero, otro de los exjugadores que ha manifestado su ilusión por ocupar el cargo. El que llegue en 2015 será el quinto en una década.

Este frecuente cambio de capitanes no ha hecho mella, sin embargo, en los resultados del equipo español, que se ha hecho con la 'Ensaladera' en 2000, 2004, 2008, 2009 y 2011 y ha sido finalista en 2003 y 2011.

Unos de los deportes que más seleccionadores 'consume'

El tenis es, junto al baloncesto, el deporte español que más inquilinos ha tenido en esta última década (desde 2005 hasta el 2015 que entra, en el que ya habrá nuevo capitán) en el puesto de seleccionador o capitán. Hasta cinco en el caso del deporte de la raqueta. Uno más tendrá en el de la canasta, tras el anuncio inminente del que sustituya a Orenga. Han sido Pesquera, Pepu Hernández, García Reneses, Scariolo y Orenga.

En fútbol, en la última década solo ha habido dos técnicos que han ocupado el banquillo de 'La Roja'. De 2004 a 2008 fue Luis Aragonés. Ese año, Vicente del Bosque tomaría el relevo... y hasta ahora.

En fútbol sala, solo Venancio López ha ocupado el banco desde que en 2007 tomara el testigo de Javier Lozano, que llevaba la friolera de 16 años en el cargo.

En ciclismo, tres seleccionadores: Antequera, De Santos (que luego fue relevado otra vez por Antequera) y, el último, Mínguez.

Tres también en balonmano: Juan Carlos Pastor, Valero Rivera y Miguel Cadenas.