«No deseo esto a nadie»
Zubiaurre, felicitado ayer por su madre durante la presentación. (EFE)
Un año y medio después, Ibsn Zubiaurre volvió a sonreír, cuando fue presentado por segunda vez con el Athletic. «No recomiendo a nadie lo que he vivido en estos últimos 16 meses», dijo el nuevo defensa del equipo, que estuvo acompañado en el acto por su familia y por la presidenta Ana Urkijo.

Zubiaurre, inscrito con el número 12 (el del lesionado Tiko), también se mostró dolido con su anterior club, la Real Sociedad: «Comprendo que defendiesen sus intereses, pero de ahí a impedir me derecho a trabajar va un trecho».

Sigue el lío

El contencioso con la Real de la justicia ordinaria, el Tribunal Supremo. Las tres partes han recurrido la última sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Por el fallo se codenó al jugador a pagar cinco millones de euros por romper unilateralmente el contrato que le vinculaba a la entidad donostiarra, y declaró al Athletic responsable subsidiario.

También estimó ilegal, por abusiva, la cláusula de rescisión que contemplaba el contrato de Zubiaurre con la Real, que era de 33 millones de euros. Aún con la opinión contraria del club guipuzcoano, la Liga de Fútbol Profesional ha tramitado la ficha solicitada por el Athletic y el jugador de Mendaro ha podido presentarse de nuevo con la entidad vizcaína.

Zubiaurre no ve el momento de poder estar junto a sus compañeros: «Estoy deseando jugar con todos, ya he hablado con ellos y les conozco un poco».

Un rival peligroso

Ajenos a la presentación de su nuevo compañero, la plantilla del Athletic preparaba el partido liguero del próximo domingo ante el Espanyol, otro duelo vital por la mala situación que atraviesan ambos equipos. «Es un equipo peligroso por eso, porque la situación no sea la que ellos quieran y además tienen muy buenos jugadores», dijo ayer Gabilondo.