Nadal desembarca en su tierra preferida
Rafa Nadal es el único que le tose a Federer.
Se acabó la campaña sobre pista dura, el cemento donde aprendió a pisar mejor para no dañar sus pies, a sacar más fuerte para no correr tanto y a terminar los puntos cuanto antes, mejor. Hoy, el nuevo Rafa Nadal desembarca en el Torneo de Montecarlo, donde ganó los dos últimos años. Baja a su tierra preferida, la arcilla naranja.

El obstáculo que Nadal deberá sortear para ampliar su récord y sumar la 63.ª victoria consecutiva sobre tierra batida es el del argentino Juan Ignacio Chela, con quien ya topó en Indian Wells. El partido terminó con triunfo español por un doble 7-5. «El duelo de mañana (por hoy) será totalmente diferente», declaró ayer Nadal, cuya presencia en Montecarlo ha contribuido a reforzar la alianza con Federer y 63 tenistas más contra los cambios de calendario que propone la ATP, los jefes del tenis.

El jugador manacorí  debutará sobre Montecarlo cuando varios barcos de la Armada española ya se han hundido. Nuestros tenistas han alternado desde el lunes buenos resultados con otros más grises. La noticia buena de ayer fue la victoria de David Ferrer (que se deshizo en dos sets del galo Simón, 6-3 y 6-1) y la de Guillermo García López ante Marc Gicquel, por 6-4, 1-6 y 6-3. Ellos dos, junto con Ferrero, Robredo y el propio Nadal, aún ‘flotan’ en la arena de Montecarlo.

Tres derrotas

No anduvieron tan afortunados Fernando Verdasco, Nicolás Almagro y Albert Portas. El primero sucumbió después de tres horas y media con Gasquet; Almagro  se retiró lesionado en su partido ante Berdych y Portas perdió contra Hrbaty.

Federer las pasó canutas

El número uno mundial, el suizo Roger Federer, ha construido toda su temporada mirando a la temporada de tierra y, sobre todo, a Roland Garros. Ayer, Federer debutó en Montecarlo y no lo hizo especialmente bien: ganó en dos sets al italiano Seppi (7-6 y 7-6) y en ambos necesitó acudir al tie-break (muerte súbita). Tras sus dos derrotas ante Cañas, la duda se cierne ahora sobre el mejor jugador del mundo.

Una armada de categoría

Almirante. (3-6-1982, Mallorca). Rafa Nadal es el único que le tose a Federer. Poderosa derecha y mentalidad de hierro.

Marinero. (12-2-1980, Valencia). Juan Carlos Ferrero está reencontrándose con el juego que le hizo ganar este torneo en 2002 y 2003.

Lobo de mar. (2-3-1982, Alicante). David Ferrer ha estado entre los diez mejores del mundo y se defiende bien en todas las superficies.

Grumete. (4-6-1983, Albacete). Guillermo García López fue repescado por la baja de Murray está siendo la sorpresa del torneo.

Capitán. (1-5-1982, Barcelona). Sexto jugador del mundo, Tommy Robredo ha cambiado su juego para que sea más agresivo.