El ‘Desafío’ se estrena en el momento justo
El Desafío toma en cabeza una boya del recorrido.(J. C. Cárdenas/Efe)
El Desafío logró la primera victoria española en unas semifinales de la Copa Louis Vuitton de vela (previa a la Copa del América) al derrotar al Emirates Team, de Nueva Zelanda, en la tercera regata de su lucha por un puesto en la final (2-1). El barco español, además, logró su primer triunfo sobre el equipo neozelandés, con que el que había perdido en sus nueve duelos anteriores, con una ventaja de un minuto y catorce segundos en meta.

El ESP 97 completó una de sus mejores actuaciones. En la presalida,forzó a su rival a realizar una maniobra incorrecta que supuso una penalización –una vuelta de 270 grados sobre su eje–. Los neozelandeses, que sumaban 13 victorias consecutivas en pruebas match race –barco contra barco–, aguantarían sin cumplirla hasta poco antes de la línea de meta.

El Desafío, además, supo coger el lado bueno del campo de regatas y aprovechó las condiciones de viento más favorables para destacarse pronto en cabeza, pese a la ventaja inicial de su rival,  y liderar todos los pasos por las boyas con una ventaja creciente. Un marcaje férreo sobre las evoluciones de su rival en la segunda ceñida (tramos contra el viento) evitó la sorpresa.

«Nunca se perdió la ilusión por ganar», señaló un radiante Agustín Zulueta. «Ésta ha sido una victoria muy ansiada, una asignatura pendiente. ¿Por qué no soñar? ¿Por qué este triunfo va a ser el único?», añadió el jefe del equipo español. Hoy, día de descanso.

El Desafío se sitúa 2-1 en su serie de semifinales. En la otra regata, el Luna Rossa italiano derrotó al BMW Oracle (EE UU) y lidera su serie 2-1.