La batalla de las televisiones parece llegar a su fin.

La guerra que mantenían Mediapro y Sogecable ha llegado a los tribunales, con denuncias por ambas partes.

El juzgado de primera instancia número 36 de Madrid ha prohibido a Mediapro explotar los derechos audiovisuales de los equipos de Primera División esta temporada.

El juzgado señala que Mediapro no puede continuar utilizando los derechos de los equipos que pretendía ostentar (Racing, Athletic de Bilbao, Zaragoza, Valencia, Villarreal, Levante y Sevilla), puesto que estos derechos habían sido cedidos a Audiovisual Sport (participada por Sogecable), ni tampoco los de los clubes que pertenezcan legítimamente a AVS, que son el resto de los que forman la Primera División, entre ellos Real Madrid, Barcelona y Atlético.

El auto dispone que se vuelva a "la utilización legítima" de los derechos citados "dentro del marco jurídico del Acuerdo del 24 de julio de 2006", firmado por Mediapro con Audiovisual Sport, según la cita del auto contenida en una comunicación de información relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Mediapro no cedería los derechos de "sus" equipos

Mediapro anunció que de aquí a final de temporada no cedería a Sogecable la señal de los encuentros de los equipos de los que asegura tener los derechos para su retransmisión por Canal + o pago por visión (Digital +).

La productora señaló entonces que intentaría retransmitir "todos los partidos que pueda" en abierto por su cadena La Sexta, incumpliendo así los acuerdos con Audiovisual Sport (AVS) . Y llegó a dar hasta 3 encuentros por jornada, cosa que sucedió el apsado fin de semana.

Entonces, esta empresa pidió al Gobierno que garantizara el cumplimiento de los horarios de los partidos propuestos por AVS, único titular de los derechos.

Comunicado de Mediapro 

La productora de televisión Mediapro considera que la medida cautelar adoptada por el titular del juzgado de primera instancia número 236 de Madrid supone el mantenimiento del "status quo" existente antes del comienzo de la Liga de fútbol de esta temporada.

Para Mediapro, según ha informado la productora en un comunicado, el juez ordena "únicamente" que se exploten los derechos audiovisuales de los clubes durante esta temporada dentro del marco jurídico del contrato de 24 de julio de 2006 e impone a Audiovisual Sport un depósito como caución de 50 millones de euros.

Mediapro ha asegurado que cumplirá estrictamente dicha resolución

En dicho contrato, según la productora catalana, Mediapro adquiere los derechos de un partido por jornada en abierto (el partido de interés general), la exclusiva de los derechos internacionales, los derechos de los partidos en Segunda División, así como los resúmenes de todos los partidos.

Mediapro, se añade en el comunicado, es la encargada de hacer la producción de todos los partidos.

Mediapro ha asegurado que cumplirá "estrictamente dicha resolución, que coincide exactamente con las diversas propuestas que durante las últimas semanas ha hecho públicamente, en el sentido de mantener provisionalmente el 'status quo' que imperaba hasta esta temporada".