Simeone protesta una decisión en el Atlético vs. Real Madrid.
Simeone protesta una decisión en el Atlético vs. Real Madrid. EFE

El VAR ha sido uno de los grandes protagonistas del derbi entre el Atlético de Madrid y Real Madrid, después de que varias jugadas hayan tenido que ser examinadas aunque, como no podía ser de otra manera, el resultado no ha dejado contentos a ninguna de las dos aficiones.

El Real Madrid ha protestado mucho una tarjeta que pudo ver Arias después de propinarle un tremendo pisotón a Reguilón, pero el VAR no ha considerado que pudiera haber dudas sobre si el colombiano podía ver la cartulina roja.

La acción más protestada por los de Solari, en cualquier caso, ha sido la jugada en la que el Atlético de Madrid ha empatado, después de que Correa pudiera hacerle falta a Vinícius Junior y que Estrada Fernández dejó continuar. El VAR revisó la acción, pero sólo para decidir que no hubo fuera de juego en el pase sobre Griezmann.

Otra jugada muy polémica, en la que el VAR no podía entrar, fue una tarjeta amarilla que vio Lucas Vázquez por una falta quizás inexistente sobre Lucas Hernández.

En el tramo final del primer tiempo, el equipo colchonero protestó la acción del 1-2, anotada de penalti por Sergio Ramos, al considerar que la falta de Giménez sobre Vinícius se había producido fuera del área. El VAR, sin embargo, confirmó la decisión del colegiado.

Nada más comenzar la segunda parte, nueva visita al VAR. Álvaro Morata cogió un balón al borde del fuera de juego en la zona de tres cuartos del campo, y aunque llegó a celebrar el gol, el colegiado fue avisado de que podía estar en posición ilegal por muy poco. Los colegiados del VAR, con Martínez Munuera a la cabeza, designaron fuera de juego y, por tanto, anularon el gol.

Estrada Fernández empezó a sacar las tarjetas a diestro y siniestro, a ver si así se calmaba el partido, pero lejos de eso, consiguió calentar más el encuentro: Lucas Hernández vio una por una dura falta sobre Carvajal, luego Thomas sobre el propio lateral blanco (el rojiblanco acabó siendo expulsado en el minuto 80 por una amarilla por falta sobre Kroos), y hasta Modric también vio tarjeta (que conlleva suspensión) por una falta sobre Giménez.

No se acabó el lío ahí. Morata cayó en el área tras recibir contacto de Casemiro, lo que hizo que los jugadores del Atlético 'se comieran' al colegiado. El VAR consultó... y no vio penalti.