Carlos Fernández, del Deportivo de la Coruña
Carlos Fernández controla el balón ante el defensa del Málaga Luis Hernández. EFE

El Deportivo de la Coruña jugará la final del playoff de ascenso a Primera División tras vencer al Málaga en La Rosaleda en el partido de vuelta de la semifinal. Los gallegos hicieron buena la remontada del partido de ida y se citarán con el vencedor de la semifinal entre Mallorca y Albacete.

Los gallegos resistieron el ímpetu de los andaluces y sentenciaron la eliminatoria a diez minutos del final gracias a un gol de Alex Bergantiños.

El Málaga comenzó dominando y trató de aprovechar la baja intensidad de los visitantes, que se mostraron acelerados e imprecisos en los primeros minutos del partido. Los andaluces dispusieron de ocasiones claras para iniciar la remontada, pero no pudieron materializar ninguna.

Los apuros despertaron al Depor, que se entonó pasados los 20 minutos de juego y equilibró la balanza. Mientras el Málaga le ponía corazón, los deportivistas trataron de bajar el ritmo del juego y esperar su momento.

Éste llegó a falta de diez minutos para el pitido final. Alex Bergantiños disparó a puerta desde un lateral de la frontal, con la suerte de que el balón se le escapó a Munir de las manos. El 0-1 acabó con las esperanzas del Málaga y desataron la euforia en el lado coruñés.