Ruth Beitia
La saltadora cántabra Ruth Beitia celebra con la bandera de España su victoria en la prueba de salto de altura. EFE

Mujeres al poder. Es el lema que parece haberse instalado en el deporte mundial, que últimamente no tiene disciplina que se le resista a una mujer española.

Hasta hace bien poco, cualquier referente deportivo español se escribía con nombre de varón; ahora, la cosa ha cambiado. Un hecho que tiene su germen en los pasados Juegos Olímpicos de Londres, donde las mujeres salvaron el discreto papel de España logrando 11 de las 17 medallas cosechadas. Ya todo el mundo conoce a Mireia Belmonte, Ruth Beitia, Carolina Marín, las chicas de la 'sincro', las de basket o a las 'guerreras' de balonmano.

"Estamos dando el do de pecho por España; estamos en un buen momento y hay que aprovecharlo", cree Carolina Marín, que a sus 21 años es la última alegría del deporte femenino español.

Antes, el mundo del deporte era más machista; con el paso del tiempo la mujer se ha liberado

En efecto, el auge del deporte femenino es un hecho y las españolas reivindican con sus logros el papel de la mujer. "Llevábamos muchos años preparándonos y ha explotado todo ahora. Es algo que lleva pasando desde meses y gestándose desde hace años", asegura la nadadora Duane Da Rocha, la reina en los 200 espalda en los pasados Europeos de Berlín. "Antes, a la mujer se le hacía menos caso porque, es verdad, había menos éxitos. Lo que no quiere decir que no hubiese esfuerzo, porque ahí están los quintos o sextos puestos...", cree la nadadora.

Misma opinión tiene Ruth Beitia, una de las mejores atletas españolas de la historia. "Ha habido una explosición de la mujer. Nos hemos liberado en el deporte, que viene un poco ligado al avance del papel de la mujer en la vida, en el día a día". Beitia cree que la mujer "se equipara cada vez más con los hombres". Aunque matiza que "en el atletismo esa igualdad está más generalizada", es cierto que "en otros deportes la desigualdad entre los sexos está más acentuada".

"Antes, el mundo del deporte era más machista; con el paso del tiempo la mujer se ha liberado. Ahora, incluso, decidimos irnos fuera si nuestro deporte va a peor, como es el caso del balonmano", asegura Nerea Pena, una de nuestras 'guerreras', símbolo sin duda de la fuerza del deporte español.

Esta explosión definitiva de la mujer en el deporte "no es casual". Según señala Pena, "los deportes minoritarios están ganando peso gracias a los éxitos de las mujeres. Esto hace que haya más ayudas, a nivel gubernamental y de clubes". Sin embargo, para que lleguen esos triunfos, ha hecho falta una transformación de las féminas. "La clave es la dedicación. Las mujeres, antes, tenían que compaginar el deporte con otra actividad que les permitiera salir adelante; ahora, la cosa ha cambiado y se pueden dedicar íntegramente a mejorar en su discipliona e incluso, en muchos casos, vivir de ella", cree la jugadora de balonmano.

Las mujeres, antes, tenían que compaginar el deporte con otra actividad que les permitiera salir adelante

A este respecto, Da Rocha piensa que "no creo que recibamos más ayudas" que antes. "Nos hemos hecho a la idea de que tenemos que luchar por nosotras mismas, tirar de nosotras, sin necesidad de mirar si recibimos o no ayudas", opina la nadadora. Tanto ella como Ruth Beitia coinciden en que la mujer ahora es "más competitiva" que antes.

Además, Beitia señala que esta explosión es "el fruto de las pioneras de hace 50 años". Unas pioneras que se ejemplifican en nombres como los de Arantxa Sánchez Vicario, Blanca Fernández Ochoa o, más recientemente, Gemma Mengual y Amaya Valdemoro. "Necesitábamos un referente y, antes de esta explosión, otras chicas ya habían destacado antes en muchas disciplinas, algo que, a las que venimos detrás, nos ha motivado para superarnos", asegura Da Rocha.

Eso sí, "tienes que ser muy buena para triunfar. Y eso lleva mucho sacrificio, que no siempre da sus frutos. El esfuerzo no siempre está ligado a los éxitos. No siempre se puede ser la mejor. Y, si no lo eres, no sales en la televisión", denuncia Nerea Pena.

"Reciben las mismas ayudas de las Federaciones"

Una de las Federaciones que arroja más éxitos femeninos es la de natación. Para su presidente Fernando Carpena la mujer ya está "colocada" en un terreno de "igualdad". "Si eres buena, tienes más ayuda. Como cualquier deportista", matiza Carpena.

Para ellas, mentalmente es más fácil prepararse para dar el salto de junior a senior porque saben que los éxitos llegarán antes

Actualmente "no existen" más ayudas que antes por parte del CSD o de las Federaciones hacia las mujeres. "Reciben las mismas. Hay un programa que se llama Deporte y Mujer, pero no está orientado a la deportista. Son acciones específicas para facilitar el acceso a las mujeres a los puestos de dirección, pero no tienen efecto en el plano deportivo". Dicho de otra manera, "no hay conexión entre dicho programa y el éxito de las mujeres".

Un triunfo que, según el presidente de la RFEN, podría tener la clave en la situación histórica de la mujer. "Que hayan estado menos considerdadas las ha hecho más fuertes. Y ahora, que van estando en las mismas condiciones que los hombres, lo saben aprovechar mejor".

Además, para Carpena el éxito de la natación femenina, que, inevitablemente, se compara con la masculina, viene ligado al grupo de edad con la que el deportista alcanza la madurez para triunfar. "Para las mujeres, la media de edad en los triunfos está en los 21-22 años; en los hombres, sin embargo, en los 26-27. Para ellas, mentalmente es más fácil prepararse para dar el salto de junior a senior porque saben que los éxitos llegarán antes. Los hombres pierden antes el interés, con lo que hay que hacer un intenso trabajo psicológico con ellos para que lleguen a su madurez deportiva", asegura Carpena.

Los éxitos de nuestras chicas en los últimos meses

- Bádminton: Carolina Marín se corona campeona del mundo de bádminton.

- Natación: Mireia Belmonte logra seis medallas en los últimos Europeos de natación en Berlín; 4 metales para el equipo de natación sincronizada de Ona Carbonell, oro de Duane Da Rocha, plata de Judit Ignacio y bronce de Jessica Vall.

- Atletismo: Ruth Beitia revalida el título de campeona de europa en salto de altura; Indira Terrero, bronce en los 400 metros lisos; Diana Martín, tercera en los 3.000 obstáculos.

- Waterpolo: las chicas de Miki Oca se cuelgan el oro europeo.

- Fútbol: subcampeonas del Mundo y de Europa en categorías Sub'17 y Sub'19.

- Baloncesto: platas en el Mundial sub'17 (con Ángela Salvadores como estrella) y en el Europeo sub'20 y bronce en el Europeo sub'18.

- Gimnasia rítmica: bronce en mazas por equipos en la Copa del Mundo de Sofía.