Nelson Mandela y Pienaar
Nelson Mandela, presidente de Sudáfrica, le entrega la Copa William Webb Ellis a François Pienaar, capitán de Sudáfrica en 1995. ARCHIVO

La historia, sus hechos y su evolución, tiene tantas lecturas posibles como enfoques. Uno puede acercarse al fenómeno desde una perspectiva económica; también desde un ángulo sociológico; incluso algún que otro estudio, de inspiración periodística, apuesta por una revisión de la influencia de los medios. Todos son compatibles. La historia no deja de ser un proceso.

El deporte, por qué no, también puede ayudarnos a explicar el devenir humano. E 'Invictus', la película de Clint Eastwood que se basa en el libro 'El factor humano', de John Carlin, aporta otra óptica de la relación de un deporte (el rugby), un país (Sudáfrica) y un objetivo (unir bajo un sentimiento a negros y blancos, enfrentados durante décadas).

El deporte tiene historia, pero la historia tiene algo de deporteEl deporte, generador de sinergias, canalizador de pasiones multitudinarias, también puede ofrecerle a la historia explicaciones. El deporte tiene historia, pero la historia tiene algo de deporte.

Como esa final de baloncesto de los Juegos de Múnich (1972), coletazos de la Guerra Fría, en la que la URSS le arrebató el oro a EE UU en una final tan polémica como lo fueron los Spassky-Fischer en el tablero de ajedrez.

Como esa ‘Olimpiada Popular’ que iba a acoger Barcelona en julio de 1936, promovida por el Frente Popular como crítica al antisemitismo de la Alemania nazi, organizadora de los Juegos de Berlín (allí donde el gran Jesse Owens pudo con Hilter), y que no se celebró por el estallido de una Guerra Civil que convirtió a algún atleta en soldado.

Como el Roma-Galatasaray de la Champions, en 2002, cuya tángana final deparó un conflicto diplomático italo-turco. Y tantos otros...

Un maratón, un conflicto bélico

La victoria de un joven griego de nombre Spiridon Louis, pastor de ovejas para unos, empleado de correos para otros, en el primer maratón olímpico (el de los Juegos de Atenas de 1896) fue uno de los factores que reforzó el nacionalismo de una Grecia que se mantuvo bajo dominio turco durante 350 años y logró su independencia, con la ayuda de Inglaterra, en el primer tercio del siglo XIX.

En 1897 inició una guerra por el control de la isla de Creta, denominada "De los 30 Días", contra el Imperio Otomano. Un descalabro sangriento.

Gino Bartali calma italiaBartali 150 x 100

Tour 1948. Un atentado contra el líder comunista Palmiro Togliatti dejó Italia al borde de la revolución. El primer ministro le pidió ayuda; ganó y frenó la revuelta.

Una guerra por el fútbol

Honduras 150 x 100El Salvador y Honduras mantenían tensas relaciones políticas en los años sesenta que empeoraron en la eliminatoria de clasificación para el Mundial de fútbol de 1970. Pasó El Salvador, pero guerrearon durante seis días en julio de 1969.

El ‘Black Power’ y el deporte

Black Power 150 x 100

JJ OO de México (1968). Tommie Smith (centro) y John Carlos (derecha) encarnaron en el podio de los 200 metros la protesta más célebre por la mejora de los derechos civiles de la raza negra en Estados Unidos.

Fangio y la revolución cubana

Fangio 150 x 100El mítico piloto argentino fue secuestrado en extrañas circunstancias (se habló de su consentimiento) durante 26 horas en Cuba en febrero de 1958 por opositores al dictador Batista. En 1959 triunfó la Revolución.

El milagro de Berna (1954)

El milagro de Berna 150 x 100Mundial de Suiza. Con la II Guerra Mundial reciente, todo lo germano generaba recelo. La selección de Alemania Federal derrotó en la final (3-2) a Hungría, cuatro años y medio invicta. El gol de Rahn tuvo connotaciones muy positivas para el país.