La imagen publicada por Neymar tras la tragedia de Notre Dame
La imagen publicada por Neymar tras la tragedia de Notre Dame Twitter @neymarjr

El mundo del deporte también se ha visto conmocionado por el brutal incendio de Notre Dame. El fuego devoró el tejado del templo, uno de los monumentos más famosos y visitados del mundo, y causó el derrumbe de su emblemática aguja, además de numerosos daños materiales.

La tragedia de la simbólica catedral provocó las reacciones de destacadas figuras del deporte. Uno de los primeros en mostrar su tristeza fue la estrella del PSG Kylian Mbappé.

El campeón del mundo tuiteó una imagen de la catedral parisina en llamas, con un emoticono llorando y la bandera francesa.

La brutalidad del incendio también conmocionó al otro icono del PSG, pues Neymar Junior pidió una oración por la capital francesa en sus redes sociales, junto a un tierno dibujo de Cuasimodo, el protagonista de la célebre película de Disney que se desarrolla en Notre Damme.

Desde el club de Mbappé y Neymar enviaron “nuestro apoyo a todos los que están involucrados para apagar el incendio”.

Las muestras de cariño no solo llegaron desde el fútbol. La cuenta oficial del Tour de Francia señalaron su “profunda tristeza por Notre Dame, monumento emblemático de París y Francia que tan a menudo encantó el pelotón del Tour”.

El mundo del motor no ha quedado exento del terrible incendio que asoló el célebre templo. El heptacampeón del mundo Marc Márquez aseguró estar “impactado con las imágenes de Notre Dame” e indicó que es una “triste noticia para la cultura, el arte y el patrimonio”.

Márquez no fue el único piloto en hacer público su pesar por la fatalidad. Diferentes figuras de los circuitos como Pierre Gasly, Romain Grosjean o el presidente de la FIA, Jean Todt, quien agradeció “el coraje de los bomberos de París que arriesgaron su vida”.

Multimillonarios al rescate

Solo unas horas después de que se desatara el incendio numerosas personalidades francesas anunciaron donaciones millonarias para reconstruir la catedral. El primero en hacerlo fue el empresario François-Henri Pinault, propietario del Stade Rennais y CEO del grupo Kering, que engloba marcas como Gucci, también conocido por ser el marido de Salma Hayek.

Pinault anunció que él y su familia donarán 100 millones de euros para reconstruir la catedral y provocó que otros empresarios contribuyeran con otras donaciones por valor de 300 millones de euros.