Los blanquiazules no son capaces de encadenar tres victorias consecutivas desde febrero de 2004 cuando ganaron, con Irureta en el banquillo, a Sevilla, Albacete y Osasuna.