Un punto en tres partidos habían condenado al Depor a su peor arranque liguero en los últimos 40 años, pero la victoria en Sevilla le ha servido para salir de los puestos de descenso y para coger confianza, aspectos fundamentales para un equipo que ha estrenado técnico esta campaña Miguel Ángel Lotina.

El conjunto blanquiazul  comenzó la Liga con una contundente derrota ante su público: 0-3 ante el Almería, equipo recién ascendido a Primera.

El segundo encuentro de los coruñeses tampoco fue bueno. El empate a dos en su visita al Nuevo José Zorrilla de Valladolid fue muy sufrido, ya que, por dos veces, se adelantó el conjunto vallisoletano. Riki firmó la igualada en el minuto 77.

La primera victoria del Depor en la presente temporada llegó en Riazor en la tercera jornada contra el Betis, gracias a un tanto del fichaje estrella de esta temporada, el mexicano Andrés Guardado.

La mala Racha

El siguiente encuentro traería un empate sin goles en Getafe. Este mal resultado se encadenó con dos derrotas (Recre, 0-2 y Espanyol, 1-0), que dejaron al club en la zona peligrosa de la clasificación. La situación se revirtió contra el Sevilla, justo antes del parón liguero de dos semanas por los partidos de las selecciones.

«Nos hemos quitado presión»

El centrocampista del Depor Juan Rodríguez aseguró ayer que el triunfo del Depor en Sevilla (0-1) «nos ha venido bien para quitarnos presión porque estábamos en una situación delicada». El jugador también reconoció que «en casa no estamos obteniendo los resultados deseados. Tenemos una deuda pendiente con nuestra afición».