Los delegados del Culla y el Càlig, equipos de la Segunda Regional valenciana, declararán ante el Comité de Competición de la Federación Valenciana de Fútbol por un presunto fraude denunciado por otros equipos del grupo, que sostienen que el partido entre ambos equipos no se disputó y s e pactó un resultado final de 0-9.

También deberá presentarse ante el Comité de Competición el árbitro del encuentro, el castellonense Juan Manuel Ortiz Calvo, quien reflejó en el acta el marcador de 0-9 a favor del Càlig, segundo clasificado del grupo.

La situación ha sido denunciada por otros clubes del grupo como el San Rafael, el Canet o La Jana, que consideran que el partido, fijado para el pasado 1 de abril en el campo de la Lloma, no se llegó a disputar.

La parte denunciante expuso en su reclamación ante la federación que tienen constancia de que dicho encuentro no se jugó, ya que el Culla no pudo reunir el suficiente número de futbolistas para disputarlo.

La directiva del Canet presentó un vídeo en el que se demuestra que a la misma hora que teóricamente se tenía que haber disputado el Culla-Càlig, el cuerpo técnico y parte de la plantilla del Càlig presenciaba el partido Canet-San Rafael.

El objetivo de los clubes denunciantes es que se conozca si el partido se jugó o no y si se pactó el resultado final de 0-9.