Ranko Popovic
El entrenador serbio Ranko Popovic posa en el banquillo del Real Zaragoza en el estadio de La Romareda en la jornada en la que fue presentado como su nuevo técnico. JAVIER BELVER / EFE

El delegado del Mallorca, Antoni Tugores, ha desmentido este lunes que provocase al técnico del Zaragoza, el serbio Ranko Popovic, expulsado este domingo por golpearle en los genitales en el túnel de vestuarios tras la primera parte del encuentro entre ambos equipos, según revela el acta del partido.

No darle más importancia a ese señor y a un incidente lamentable desde todo punto de vista

El Mallorca se impuso por 3-2 en un encuentro con dos futbolistas del Zaragoza expulsados, Pedro, en el minuto 13, y el suizo Vullnet Xhevat Basha, que estaba en el banquillo, dos penaltis señalados, uno para cada equipo, y un gol anulado a Guillem Truyols.

"Lo que ha ocurrido es lamentable. Es muy triste que se produzcan estos hechos, pero lo cierto es que yo no provoqué a Popovic, como dijo en los vestuarios", ha declarado Tugores a Efe. "Lo que ocurrió fue que yo me dirigí a él para pedirle que se callara cuando exigía a grito limpio, y fuera de su área técnica, la expulsión del jugador nuestro que hizo un penalti (el brasileño Joao Víctor)", ha indicado.

"Le hice ver que poco antes el colegiado había invalidado un gol legítimo nuestro (marcado por Guillem Truyols) y que el resultado sería, entonces, 2-0, porque ya había marcado Xisco (Jiménez)", señaló Tugores, abogado de profesión y el directivo que presidirá la comisión de los actos conmemorativos del centenario del Mallorca en 2016.

El delegado de campo mallorquinista ha admitido, asimismo, que en un primer momento quiso denunciar en los juzgados a Popovic, ante una agresión inesperada y "muy dolorosa", pero que luego se lo pensó mejor para "no darle más importancia a ese señor y a un incidente lamentable desde todo punto de vista".