El argentino Del Potro frena la racha triunfal de Roger Federer y se hace con el US OpenFederer busca ante Del Potro su sexta victoria consecutiva en el Abierto de EE UU

  • Conquistó el Abierto de Estados Unidos con un 3-6, 7-6, 4-6, 7-6 y 6-2.
  • Es su primer Grand Slam: "He cumplido el sueño de mi vida".
  • El suizo se quedó sin su sexto título consecutivo.
Del Potro (izq.) y Federer, tras el partido en el que el argentino se proclamó vencedor del US Open 2009.
Del Potro (izq.) y Federer, tras el partido en el que el argentino se proclamó vencedor del US Open 2009.
EFE

El argentino Juan Martín del Potro, presente en la final de un Grand Slam por primera vez en su carrera, derribó el absolutismo del suizo Roger Federer, número uno del mundo y vencedor de los últimos cinco Abiertos de Estados Unidos, lo que terminó por suponer el primer éxito de relumbrón para un jugador que pide, con pasos de gigante, un espacio entre la elite del tenis mundial (3-6, 7-6(5), 4-6, 7-6(4) y 6-2).

Del Potro, convertido ya en el quinto jugador más joven de la historia que conquista el último Grand Slam del curso, entre nombres como los estadounidenses Pete Sampras, Andre Agassi, John McEnroe o el ruso Marat Safin, reverdece los mejores momentos del tenis sudamericano. Es el reflejo de Guillermo Vilas, el único en vencer en Nueva York, en 1977.

Entonces el juego era sobre tierra. Distante del cemento que impera sobre el Arthur Ashe Stadium del Centro Nacional de Tenis de Flushing Meadows. El escenario que ha contemplado la explosión definitiva, la consolidación del tenista de Tandil.

La emoción contenida del joven sudamericano estalló cuando Federer lanzó fuera su golpe de derecha, cansada, tras cuatro horas y seis minutos de juego. Del Potro se echó al suelo. Se cubrió la cara con las manos y lloró. Felicitó a su rival sobre la red y corrió hacia su palco. A abrazarse a Franco Davin. Su guía. El mismo que dirigió a Gastón Gaudio hacia el éxito en Roland Garros, en 2004. En el último éxito, hasta ahora, del tenis argentino.

Del Potro ha interrumpido la trayectoria de la mejor raqueta de la historia. Ha derribado a un gigante que pretendía su cuadragésima primera victoria seguida. No perdía el helvético desde los octavos de final del 2003. Ante otro argentino, precisamente, David Nalbandián, que no terminó de consolidar el impulso del talento que se le presumía.

El tenista de Tandil, que el próximo 23 de septiembre alcanzará los 21 años ya como número cinco del mundo, devuelve al tenis argentino el plano principal del tenis mundial.

"El sueño de mi vida"

Juan Martín del Potro reconoció que el esfuerzo le recompensó con el cumplimiento de un sueño.

"Es el mejor momento de toda mi vida. Cumplí el sueño de mi vida, ganar este torneo y ni más ni menos que ante Roger. Aún no puedo explicar lo que siento porque ni yo sé lo que está pasando. Estoy más que feliz", indicó el tenista de Tandil, que no pudo conciliar el sueño en la noche antes del juego.

"Anoche fue terrible. Pedí a mis amigos que me entretuvieran porque no pude dormir. No sabía si pensar en el partido de Rafa o en la final. Y vine pronto al club y eso me ayudó a tratar de relajarme y disfrutar del momento", apuntó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento