Del Bosque: "No me oiréis quejarme por no hacer una preparación adecuada"

  • Están pendientes del final de las competiciones para confeccionar el equipo.
  • Desea que Real Madrid y Barcelona lleguen a la final de la Champions.
  • Ante Venezuela, "jugarán 11 más los seis cambios", ha asegurado.
Del Bosque, en rueda de prensa.
Del Bosque, en rueda de prensa.
EFE

El seleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, reconoce que "todos" deben cuidar de la selección, pero también evitó entrar en polémicas por el trastorno en la preparación para la Eurocopa que vaya a acarrear el hecho de que la final de la Copa del Rey se dispute el día 25, asegurando que él está "deseando" que la final de la Liga de Campeones sea entre clubes españoles y que no se va a "quejar".

El salmantino intentó mostrarse comprensivo, reconociendo que "los clubes también tienen sus competiciones": "¡Qué más quisiéramos que tener más tiempo, pero está todo muy apretado y tenemos clubes en la elite y que seguramente alguno o los dos van a jugar la final¡".

"Debemos estar en esa tarea y más en la etapa de bonanza que tenemos ahora. No digo que sumisamente tengamos que ayudarla, sino que todos debemos colaborar, todos lo tratan de hacer, pero el calendario no está de otra forma", añadió.

Por eso, entiende que no hay alternativa, ya que reconoce imposible que se siga aplazando la confirmación de la fecha de la final de Copa por si fuese posible adelantarla. "¿Y cómo lo hacemos? si juega la final de Champions el Barcelona, no podemos. No he participado en ese asunto, no lo sé... habíamos hablado de jugar el día 20, pero habría que esperar hasta las semifinales y se necesita un proceso de localidades, estadio, yo que sé, es un lío...", señaló.

Así, ante la insistencia sobre si egoístamente le vendría bien que el FC Barcelona fuera eliminado en la Champions el seleccionador fue claro: "¿Y qué quieres que te conteste? Estoy deseando que lleguen a la final y nos adaptaremos y buscaremos llegar en la mejores condiciones. Nunca me oiréis quejarme por no haber hecho una preparación adecuada, la vamos a hacer".

Por eso, su deseo es "sacar el máximo provecho" a esta "concentración 'exprés'", ya que todo lo que van a hacer "será encaminado a la Eurocopa", siempre comprendiendo "el trajín que llevan todos los jugadores en sus clubes".

"Parece que el partido ante Italia (10 de junio) está muy lejos, pero la realidad es que está muy cerca y cuando nos queramos dar cuenta estaremos en plena competición. Estamos ante tres meses intensísimos para nuestros jugadores, tanto en la Liga como en la 'Champions' con tres equipos, Barcelona, Real Madrid y Chelsea. Va a ser un final de Liga apasionante", auguró.

Así, recalcó que "la obligación, más allá de los nombres propios, es cuidar a la selección" y que "estos días funcione de la mejor manera posible, que haya una normalidad que casi no se percibe, pero que es muy buena".

Además, reconoce que, después de los "episodios nada edificantes" que se vivieron en los últimos clásicos, eso no ha afectado a la selección: "Cuando han venido no se ha alterado el buen orden que se respira en la selección y esperamos que siga así".

De cara al partido, el técnico espera a una Venezuela "incómoda, bien posicionada, con buen estilo" y un rival que va "a venir bien" de cara la Eurocopa y recalca que los 23 convocados están "perfectamente", aunque Xavi Hernández no se entrenó el lunes, teniendo en cuenta también que el domingo había acabado a las 12 de la noche su partido en el Vicente Calderón.

"Todos queremos que vengan con emoción y entusiasmo, nunca es un trámite ningún partido. Todos tienen que venir con la conciencia de jugar. Jugarán 11 más los seis cambios, siete se van a quedar sin jugar. Si aprovechamos estos días y hacemos buenas relaciones será bueno para el futuro", recalcó.

"No hay hijos de ricos o pobres, vienen los que lo merecen"

El técnico, consciente del revuelo por la ausencia de Fernando Torres, reconoce que lamenta "la caída de los que son importantes", pero entiende que siempre alguien sale "beneficiado", en este caso Roberto Soldado. "No hay hijos de ricos ni de pobres y lo que tratamos es que los que lo que los merezcan puedan venir", expresa.

Además recuerda perfectamente cuando fue al Don Bosco a 'fichar' a Roberto Soldado para la cantera del Real Madrid. "Los experiencias, te emocionas cuando ves a alguien llegar con 14 años y siempre con el pensamiento de que puedan llegar al primer equipo. En este caso se ha cumplido y me alegro enormemente. Me acuerdo perfectamente, no sé el nombre del cura con el que hablé, pero me del campo de tierra, del Don Bosco...", bromeó.

Sobre los nombres propios como el del Álvaro Arbeloa, que ha recuperado el protagonismo tras el paso de Sergio Ramos al eje de la zaga, Del Bosque recordó que el camero "seguramente fue el mejor lateral derecho del Mundial". "Ahora está jugando de central y debemos ir en paralelo o muy cerca de lo que hacen en su clubes, no nos vamos a inventar nada", dijo.

Mientras, de Arbeloa destacó su polivalencia y explicó que, como en el caso de Albiol, si con la selección ha jugado mucho es porque era de los que menos jugaba en su equipo y teníamos menos problema para darle minutos.

Finalmente, el técnico, que aseguró sentirse "cómodo en todos los sitios" y que reconoce que "repartir juego por toda la geografía española es buenísimo", volvió a elogiar a los dos grandes del fútbol español, considerando que "el Madrid está haciendo una temporada impresionante y no cede puntos" y que, el Barcelona, aunque "ha tenido algún descuido que hace la diferencia" en la Liga también está muy bien y sus jugadores también.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento