Vicente del Bosque
Vicente del Bosque, en un entrenamiento de la selección española. EFE

Vicente Del Bosque puede estar a horas de vivir su último partido como seleccionador, si España no supera a Italia en octavos de final de la Eurocopa 2016 y cumple su voluntad de no renovar el contrato que expira a la conclusión del torneo, aunque sin querer protagonismo, dejó una puerta abierta a su continuidad al afirmar que está "feliz".

"No tengo ningún pensamiento, solo el de seguir e intentar hacerlo lo mejor posible en la Eurocopa. Venía pensando en el coche que en septiembre empezamos la clasificación para el Mundial 2018. Pase lo que pase esto empieza, así es el fútbol y la vida. Conmigo o sin mí", manifestó preguntado si sentía que estaba ante el último partido de su carrera como técnico.

Con la puerta abierta que dejaba en su respuesta, Del Bosque tuvo que responder a dos preguntas más y acabó reconociendo que es feliz aunque su único pensamiento está en la búsqueda del título en Francia.

Tenemos un partido importantísimo y es lo único que me preocupa

"Mañana (lunes) tenemos un partido importantísimo y es lo único que me preocupa de verdad. Solo nos tiene que preocupar seguir avanzando en esta Eurocopa. Quedan once equipos que pueden ser campeones y estamos entre ellos. En este momento es lo único que me preocupa. El fútbol no tiene mucho futuro. Es una realidad el conmigo o sin mi, pero la única realidad ahora es el partido de mañana", dijo.

"Estoy muy a gusto, aunque no lo creáis. Estoy feliz en una Eurocopa en la que estamos ya entre los once mejores y podemos ser campeones de Europa, es lo que me preocupa. Me siento feliz y encantado de representar a mi país, encantado con jugadores que tenemos especiales y muy españoles que representan a nuestro país. Contento de estar aquí. Si me preguntas particularmente como estoy, digo que estoy feliz", sentenció.