David de Gea, portero de la selección española que este viernes ha sido vinculado con una trama de prostitución relacionada con el 'caso Torbe', compareció por la tarde en la concentración de España para desmentir los hechos: "Es una mentira y una falsedad, soy el primer sorprendido", dijo el meta madrileño.

El portero del Manchester United dijo que esto "me da más fuerza para estar con la selección, con el gran apoyo de mis compañeros y con muchas ganas de disputar el Europeo. Es algo falso y se quedará en manos de mis abogados. Para nada he pensado en abandonar la selección. Pueden poner todo lo que quieran, que es todo falso. Soy un chico muy tranquilo, es algo que me caracteriza", explicó.

Sé lo que he hecho con mi vidaSobre como se enteró, De Gea dijo que "estábamos en la habitación echando una partida a la Play, me avisan y yo avisé a la familia, que esté tranquila". "Sé lo que he hecho con mi vida", apostilló el guardameta.

De Gea dijo no saber de dónde ha salido la declaración de la testigo protegida y dice que es un intento "de ensuciar la imagen de alguien", aunque no desveló si conoce a Torbe ni si se ha puesto en contacto con el otro implicado, Iker Muniain.

Compareció por deseo propio

De Gea mantuvo una conversación con el seleccionador español Vicente del Bosque antes del entrenamiento vespertino, en el que comunicó su deseo de hablar en rueda de prensa para ofrecer su punto de vista de lo ocurrido.

Desde la publicación en 'eldiario.es' en la que una testigo protegida en el caso de la trama de corrupción de menores presuntamente liderada por el empresario del cine porno Ignacio Allende, alias Torbe, implica a Iker Muniain y David de Gea, el portero se ha puesto en contacto con su representante Jorge Mendes para poner todo en manos de abogados.

Según la Agencia EFE, el portero madrileño negoció con Del Bosque comparecer en rueda de prensa ante los medios de comunicación que abarrotaron la sala de prensa montada en el complejo deportivo Marcel Gaillard de Saint Martin de Ré, o guardar silencio para no perjudicar nada a lo deportivo a tres días del estreno de España en la Eurocopa de Francia.

Entrenamiento con normalidad

De Gea intentó recuperar la normalidad en el entrenamiento vespertino que completó junto al resto de los internacionales a las órdenes de Vicente del Bosque.

La selección española retrasó el inicio de su entrenamiento para que De Gea finalmente compareciera ante los medios de comunicación. Sobre el césped, haciendo rondos, esperaron unos minutos hasta que Del Bosque ordenó comenzar.

Aún no había regresado De Gea, que lo hizo un par de minutos después para incorporarse directamente al grupo de porteros, junto al capitán Iker Casillas y Sergio Rico, que completaban unas series de ejercicios específicos para guardametas.

En los quince minutos abiertos a la presencia de medios de comunicación, De Gea trabajó con normalidad y recibió algún gesto de cariño, como el del doctor Juan Cota, con el que dialogó abrazados entre un ejercicio y una nueva variante que introducía el preparador de porteros José Manuel Ochotorena.