El defensor del Pueblo pide "más severidad" con el racismo y quienes lo apoyan

Anunció que la institución que dirige actuará de oficio ante acciones racistas en el deporte.
Enrique Múgica durante su comparecencia en la Comisión mixta Congreso-Senado (EFE).
Enrique Múgica durante su comparecencia en la Comisión mixta Congreso-Senado (EFE).
Agencias

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, reclamó este martes a autoridades y federaciones "más rigor y más severidad con los violentos, los racistas y quienes les apoyan y disculpan".

Múgica, que compareció ante la Comisión Mixta Congreso-Senado, reconoció que el Defensor del Pueblo debe "corregir su déficit presencial" en la lucha contra el racismo y la violencia en el deporte.

El Defensor del Pueblo se refirió a la conveniencia de que con la reforma educativa se incorpore la lucha contra la violencia, el racismo y la xenofobia en los contenidos de la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía y rogó a la prensa deportiva que sea "tajante y contundente en el repudio de este tipo de actos".

"Algo necesita cambios cuando un partido de fútbol tiene que calificarse como de alto riesgo", señaló Múgica, que se refirió al "aberrante espectáculo de las pancartas ofensivas e insultantes y con contenidos y símbolos xenófobos, que se exhiben impunemente en las gradas y los fondos de los estadios de fútbol".

El Defensor del Pueblo y su adjunto segundo, Manuel Aguilar, coincidieron en que el fútbol es el deporte con más incidentes racistas, muy vinculados a los grupos ultras, y en la necesidad de que la federación aplique no sólo sanciones económicas, sino también otras como la pérdida de puntos, según contempla el Anteproyecto de Ley aprobado el viernes por el Consejo de Ministros.

Cabezas rapadas

"En abril del 92 la primera encuesta policial en España sobre grupos ultra de hinchas confirmaba la existencia de cabezas rapadas en 9 de los 38 grupos radicales existentes. En la actualidad la infiltración ha alcanzado al 90% de las hinchadas radicales. Habrá que instar la acción del Gobierno para acabar con la aparente impunidad con que se desenvuelven esos grupos", señaló Aguilar.

Tras repasar los cambios de normativa aplicados en nuestro país desde la elaboración de la Ley del Deporte en 1990, Aguilar cuestionó la efectividad de todas las iniciativas y afirmó que "casi 16 años después "la situación, lejos de mejorar, parece ir a peor".

Casi 16 años después la situación, lejos de mejorar, parece ir a peor

"Son buenas intenciones que no pasan de eso", añadió tras mostrar su rechazo a la resolución de los incidentes del Zaragoza-Barcelona por parte de la Federación.

"Una sanción únicamente económica de 9.000 euros, que con las normas en la mano hubiera podido ser el doble por reincidencia dista mucho de ser ejemplar y dudo mucho que algo así disuada a los violentos", dijo.

En el turno de portavoces de la Comisión se instó al Defensor del Pueblo a aplicar programas de integración para que el deporte aproveche la riqueza multicultural y racial de España y a estimular a la Administración para acotar estos problemas.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento