Raúl González
Raúl González dirige un partido de la cantera del Real Madrid. EFE

Raúl González ha debutado este sábado como entrenador del Cadete B del Real Madrid, en un partido contra el equipo japonés Gamba Osaka disputado en Campo Dehesa de Moratalaz y que ha concluido con empate (1-1).

En el encuentro, se vio a un Raúl activo pero sereno, dando constantemente indicaciones ante un conjunto japonés que realizó un gran partido y que casi consigue llevarse la victoria. Los primeros minutos los vivió el exdelantero con tranquilidad, sentado desde el banquillo y dando órdenes de dominar el balón, la posesión y acompañarla además de presión en la salida del esférico.

"Vamos a tener el balón, más movilidad", gritaba Raúl González a sus jugadores, ante el dominio cada vez más acentuado de los nipones. Durante todo ese primer tiempo, Raúl se ponía de pie, se sentaba y paseaba por las inmediaciones del banquillo, e incluso daba instrucciones a los suplentes cómo debían moverse los jugadores dentro del campo. 

Raúl González se mostró preocupado tras el primer tiempo en el que su equipo se fue perdiendo y donde además no pudo disparar ni en una sola ocasión al marco del Gamba Osaka en la primera mitad.

En el descanso se concentró en dar instrucciones a sus jugadores, señalando algunos movimientos que tenían que hacer dentro del campo y aprovechó para hacer algunos cambios. "Bien, bien", aplaudía Raúl, quien, ahora sí, estuvo de pie casi toda la segunda mitad.

La recompensa llegó en el minuto 22 de la segunda mitad, a poco del final, cuando el Real Madrid empató el partido tras una volea dentro del área. "Bien, muy bien", gritó Raúl al finalizar el partido, mientras aplaudía el esfuerzo de sus jugadoresDebut con empate de esta manera de Raúl al frente del banquillo del Cadete B del Real Madrid.