De la Rosa recibe el OK
Pedro Martínez de la Rosa, al volante del McLaren con el que este domingo competirá en Bahrein. E.F.E.
«Me ilusiona el reto de correr en Bahrein. Nunca he competido en ese circuito, pero conozco bien el coche y confío en sacarle el mejor partido», explicó ayer Pedro Martínez de la Rosa, nada más recibir la confirmación oficial de McLaren asegurándole que este domingo pilotará uno de sus monoplazas en el circuito de Sakhir. La baja del colombiano Juan Pablo Montoya, que se lesionó jugando al tenis en Madrid, abrió las puertas de McLaren al español, ya que en las dos anteriores carreras había sido tercer piloto en los entrenamientos del viernes.

Sin embargo, también pugnaba por la plaza del colombiano el austriaco Alexander Wurz, cuarto probador de la escudería, que finalmente se ha quedado sin volante: «En esta ocasión, Pedro está en mejores condiciones de competir en Bahrein», explicó la dirección de McLaren.

Dos años después

La última vez que Pedro Martínez de la Rosa, de 34 años, disputó un Gran Premio fue hace dos años en Brasil, pero el catalán posee una dilatada trayectoria en la fórmula 1. Debutó en 1999 con la escudería Arrows y ese año logró un sexto puesto en Australia. En 2001 fichó por Jaguar, consiguiendo una quinta posición en Monza y desde 2003 forma parte del equipo McLaren como piloto probador.

En la que está siendo su tercera temporada con la escudería británica, De la Rosa ha tenido tiempo suficiente para familiarizarse con el nuevo McLaren MP4-20; no en vano ha recorrido 2.168 kilómetros con el monoplaza desde enero. Sus registros, además, han sido notables marcando la pole en los entrenamientos libres de Australia y el segundo mejor tiempo en Malasia. «Llevo dos años trabajando muy duro con McLaren y creo que merezco esta oportunidad. Quiero saber qué supone conducir un buen coche en un Gran Premio y pienso disfrutar al máximo», apuntó un ilusionado Pedro, que aguarda con impaciencia el domingo.

Gené sueña con ella

Marc Gené, el otro español en el circo de la fórmula 1 junto con De la Rosa y Alonso, también aguarda su oportunidad. El catalán, de 31 años y probador de Ferrari, compitió dos años con Minardi y fue tercer piloto en Williams.

Y Alonso llega líder al desierto

No baja del podio. Con un tercer puesto en Australia y una victoria en Malasia, Fernando Alonso se ha aupado al liderato del Mundial de Fórmula 1. Una posición de privilegio que el asturiano estrenará por primera vez este domingo en el circuito de Sakhir, construido en 2004 en mitad del desierto de Bahrein. Se trata de un trazado dotado de la más alta tecnología que fue inaugurado la temporada pasada con victoria del alemán Michael Schumacher.

Las cosas han cambiado

Pero las cosas han cambiado mucho en un año, y Alonso confía en sumar otra victoria en Bahrein, que lo aleje aún más de Schumacher: «Renault está atravesando un gran momento y tenemos que ser optimistas, pero no hay que lanzar las campanas al vuelo, porque McLaren está muy fuerte y Ferrari estrenará su nuevo coche», apuntó Alonso.