El español David Ferrer logró este martes su victoria 300 sobre tierra batida, al ganar en la primera ronda de Roland Garros al checo Lukas Lacko por 6-1, 6-3, 6-1 en 1 hora y 22 minutos.

Lacko no fue más que un trámite para un Ferrer muy fiable

El séptimo cabeza de serie es el segundo tenista en activo que más triunfos acumula sobre tierra, solo superado por su compatriota Rafael Nadal y entra en el exclusivo club de los que han levantado los brazos tres centenares de veces en esa superficie en la historia, formado solo por trece tenistas.

Además, con su triunfo sobre Lacko se convirtió en el segundo español con más partidos ganados en Roland Garros, 37, uno más que Alex Corretja y Tommy Robredo, que sigue adelante en esta edición.

Poco sufrió el levantino para deshacerse del checo, 94 del mundo, y en poco más de una hora y tres sencillos sets logró su billete para la segunda ronda del Grand Slam galo.