David Ferrer
El español ha logrado llegar a octavos en el abierto de Miami un día después de que Nadal fuera eliminado. EFE

El español David Ferrer, sexto cabeza de serie, se clasificó este lunes para los octavos de final del Masters 1.000 de Miami al derrotar al checo Lukas Rosol por 6-4 y 7-5 en una hora y 32 minutos.

El tenista valenciano se mostró muy sólido todo el partido, aunque el checo empezó muy intenso con hasta seis bolas de 'break' en los primeros servicios del de Jávea, pero careció de ese extra que tienen los jugadores del top 10 para cerrar los puntos decisivos.

El español estuvo más fino y aprovechó las oportunidades de las que dispusoEl español estuvo más fino y aprovechó las oportunidades de las que dispuso. Rompió el saque del checo en el sexto y undécimos juegos y sólo emborronó el set cediendo su saque cuando servía para cerrar el parcial con 5-3.

En su cuarto enfrentamiento, con un balance previo de tres victorias para Ferrer en superficie dura, el número siete del mundo no quería sorpresas y mantuvo su saque todo el segundo set, aunque su rival se mantuvo igual de firme que el valenciano.

Pero la regularidad y solidez que ofreció el valenciano, con seis juegos en blanco en el segundo set, le bastó para batir con un 'break' en el último del checo, que cometió 43 errores no forzados.

Esa regularidad queda patente en que Ferrer ha ganado en tres de los cinco torneos que ha disputado este año (Acapulco, Río de Janeiro y Doha).

Ferrer, que en 2013 cayó en la final de Miami ante el escocés Andy Murray, está un paso más cerca de repetir este logro y en octavos se tendrá que enfrentar al ganador del partido de este lunes entre el francés Gilles Simon, duodécimo cabeza de serie, y el colombiano Alejandro Falla.