David Cal
El español David Cal, tras ganar la medalla de plata en la prueba de C-1 1000 metros de piragüismo masculino de los Juegos Olímpicos de Pekín. (EFE) EFE
David Cal Figueroa, piragüista gallego de 25 años, ha vuelto a dar una alegría a España en unos Juegos Olímpicos.

Su semblante serio en el podio, tras el segundo puesto cosechado en la prueba de C-1 de 1.000 metros, delataba que alguien como él, ganador nato, aspiraba a más, pero al fin y al cabo su plata engrosa el medallero de nuestro país y se convierte en el primer metal español de una prometedora jornada.

Cal ya participó en los Juegos Olímpicos de 2004, concretamente en la categoría individual masculina en las pruebas de 500 y 1000 metros individuales en canoa.

En ese año, este pontevedrés se erigió en uno de los grandes triunfadores de la cita olímpica.

En la final de mil, rebasó a Andreas Dittmer de Alemania y se adjudicó la medalla de oro.

En los 500 metros, en cambio, Dittmer le ganó el pulso y conquistó la plata.

Además, buena prueba de que es uno de los participantes más carismáticos de nuestra delegación es que fue el abanderado en la ceremonia de apertura.