Danica, de tan sólo 23 años, terminó en cuarta posición después de completar 200 vueltas al óvalo de Indianapolis, pero puso en serios aprietos a sus 32 rivales masculinos a lo largo de la carrera. Salió cuarta en la parrilla y se fue creciendo conforme su Panoz-Honda consumía millas, hasta colocarse líder a falta de 20 vueltas. Danica mantuvo el liderato en las tres siguientes, pero la acabó adelantando el británico Dan Wheldon, vencedor final. Un error a tres vueltas para el final le costó la segunda plaza al ser superada por el brasileño Meira y el estadounidense Herta.
 
Apunta a la Fórmula 1
 
El cuarto puesto de Danica Patrick, el mejor resultado logrado por una mujer en Indianapolis, no ha pasado desapercibido y el patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, ya ha reconocido en sus círculos más íntimos que la quiere ver en su mundial. Danica es una excelente piloto, ya demostró sus cualidades en la Fórmula Ford británica al acabar segunda con 18 años (el mejor resultado de un estadounidense), y, además, es una piloto mediática, que encajaría perfectamente en el circo de la F-1. Compagina su carrera al volante con la de modelo profesional y equipos como Minardi o Jordan, sin duda, ganarían protagonismo con Danica. Fernando Alonso ya predijo hace unas semanas que «dentro de muy poco seguro que competirá alguna mujer en Fórmula 1».