El Dakar 2013 tendrá sabor a Pacífico entre Lima y Santiago de Chile

  • Comenzará en Perú el 5 de enero, tomará dirección al sur y se adentrará en Argentina, donde tendrá lugar la jornada de descanso en San Miguel de Tucumán.
  • En esta edición no habrá etapas en Bolivia, por su dificultad y altura.
  • El rally concluirá el día 20 de enero, en Santiago de Chile.
Nani Roma, en el Dakar 2011.
Nani Roma, en el Dakar 2011.
EFE

La 35ª edición del rally Dakar, que se disputará en enero próximo, unirá Lima con Santiago de Chile, lo que le conferirá un gran sabor a Pacífico, aunque también se desarrollará en territorio argentino, según el recorrido desvelado hoy por los organizadores.

La principal novedad del recorrido es que, desde los primeros días, los participantes deberán afrontar pruebas en pleno desierto, privados así de las etapas de aclimatación que tenían en anteriores ediciones.

"Desde el primer día, los participantes conocerán la dificultad del rally por trazados que descubrimos el año pasado y que maravillaron a todo el mundo", afirmó el director de la prueba, Etienne Lavigne.

La quinta edición del rally en América Latina comenzará en Lima el 5 de enero y tomará dirección al sur y se adentrará en Argentina, donde tendrá lugar la jornada de reposo en San Miguel de Tucumán.

Lavigne indicó que se ha descartado el paso por Bolivia "porque era demasiado complicado, ya que es una región de mucha altitud y generaba problemas a los participantes, sobre todo a las motos". Lima había sido la meta de la pasada edición, la primera en la que el rally se adentraba en Perú.

Por primera vez, la meta, a la que llegarán el 20 de enero, estará situada en Santiago de Chile, capital de un país que vivirá diversas etapas del rally, como ha sucedido en las cuatro últimas ediciones. Al igual que Argentina, que ha acogido la salida del rally desde 2009.

Lavigne indicó que la edición de 2013 tendrá "todos los ingredientes tradicionales del rally", entre los que destacó la arena del desierto, que los participantes descubrirán desde los primeros días. "Creo que tenemos un recorrido muy denso y difícil, una buena oportunidad de redescubrir los ingredientes que marcan al Dakar", agregó.

El responsable de la prueba mostró su satisfacción por el hecho de que el rally vuelva a América Latina, donde parece estar encontrando motivos para mantenerse en el futuro. "Dado que en África la situación política es muy inestable, América Latina nos ofrece grandes posibilidades. Tenemos potencial para seguir desarrollándonos en ese continente", indicó.

Además de Argentina, Chile y Perú, que han acogido ya la carrera, Lavigne indicó que tienen propuestas de Bolivia, Ecuador y Paraguay.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento