Iván Cuéllar
El guardameta del Sporting de Gijón Iván Cuéllar. EFE

El portero del Sporting de Gijón Iván Cuéllar estará entre seis y siete meses de baja, tras confirmar esta tarde a través de una resonancia magnética los pronósticos iniciales de rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, en una acción fortuita del entrenamiento de esta mañana.

En un primer momento, los servicios médicos del Sporting con los doctores Antonio Maestro y Gonzálo Revuelta diagnosticaron una posible rotura de ligamentos, aunque retrasaron su informe definitivo hasta después de conocer la resonancia magnética solicitada para las primeras horas de la tarde.

Preciado no quiere quedarse sólo con dos porteros

Ésta confirmó el diagnóstico inicial por lo que el guardameta será operado la próxima semana por Antonio Maestro y se perderá el resto de la temporada, por lo que el cuerpo técnico el club está valorando la contratación de un portero ya que en la primera plantilla sólo están él y Juan Pablo.

Preciado no quiere quedarse sólo con dos porteros y además uno de ellos sería el del filial, por lo que lo más probable es que el director deportivo del Sporting Emilio de Dios trate de alcanzar un acuerdo con alguno de los guardametas que en estos momentos se encuentran sin equipo.

Cuéllar se lesionó la pasada temporada en el tobillo derecho en el partido ante el Athlétic de Bilbao por lo que el Sporting se vio obligado a incorporar a un portero que curiosamente fue el jugador del Athletic Iñaki Lafuente.

En esta temporada Cuéllar se presentaba como el guardameta titular pero en la pretemporada también se lesionó de importancia en una rodilla lo que provocó que ya desde el primer encuentro fuese el recién llegado Juan Pablo el que ocupase la portería rojiblanca realizando un gran trabajo que le estaba garantizando la titularidad a pesar de la recuperación del ahora de nuevo lesionado Cuéllar.