Pyeongchang 2018
Snowboard en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018. EFE

Viajar a Pyeongchang, no confundir con Pyongyang porque uno podría terminar en la capital norcoreana, no es tan caro como podría parecer.

La forma más económica de llegar a Pyeongchang es volando a Seúl, la capital de Corea del Sur, y desde allí continuar el trayecto por carretera hasta la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Los vuelos desde Madrid o Barcelona a Seúl en esta época del año rondan los 600 euros, realizando al menos una escala (precio del billete de ida y vuelta).

Desde la capital coreana hasta el condado de Pyeongchang se tarda unas dos horas y media en coche.

Una alternativa es viajar en tren porque el gobierno coreano ha inaugurado una línea de su tren de alta velocidad (KTX) hasta Pyeongchang con motivo de los Juegos de Invierno. El trayecto en este tren bala surcoreano dura hora y media. La estación se sitúa en la localidad de Jinbu-myeon y el precio del trayecto ronda los 20 euros.

Alojarse en el condado de Pyeongchang durante los Juegos de Invierno sale bastante caro, sobre todo en los hoteles más cercanos a las sedes olímpicas. Las habitaciones dobles más económicas rondan los 200 euros la noche.