Rafa Nadal
Rafa Nadal celebra una victoria en Australia. BEN SOLOMON/TENNIS AUSTRALIA

El primer Grand Slam del año suele ser uno de los torneos más exigentes, pero esta vez la suerte ha sonreído a un Rafa Nadal que llega al Open de Australia todavía sin alcanzar un punto de forma óptimo pero con ganas de seguir con firmeza a la cabeza de la ATP.

El sorteo para el manacorí ha sido positivo: debutará ante el número 81 del mundo, Víctor Estrella Burgos, pero no solo eso, sino que no tendrá que enfrentarse con Roger Federer hasta una hipotética final.

Además, Djokovic, Thiem, Del Potro o Wawrinka tampoco serán un obstáculo para el español hasta las rondas finales. De hecho, su choque más complejo en los primeros pasos en Melbourne será el de octavos de final. En este sentido, el rival más lógico sería el estadounidense John Isner, a la espera del nivel que pueda mostrar un Dolgopolov que, de momento, es una incógnita.

Cilic y Dimitrov podrían convertirse en unas buenas pruebas para Nadal, que ha centrado su preparación en recuperar plenamente su físico, sin exigencias en otros torneos, de ahí que renunciase a participar en Brisbane.

Muguruza, con más complicaciones

Peor lo tiene Garbiñe Muguruza, que si quiere estar entre las dos candidatas al título tendrá que superar un camino complicado. Radwanska, Kerber, Sharapova y una posible final con Halep es a lo que se tendrá que enfrentar la española.

Djokovic, que ha sido duda hasta última hora por su lesión en el codo, va por esa misma ruta. Exigente cuadro para un Novak que quiere olvidar los problemas de la temporada pasada, pero para ello tendrá que verse las caras con rivales de la talla de Monfils, Wawrinka o Zverev.

Con el resto de españoles hay que plantearse el torneo como una carrera de fondo. Pablo Carreño debutará ante Jason Kubler, en un duelo relativamente sencillo justo antes de tener que cruzarse, si los favoritos cumplen, con rivales como Gilles Simon o el ya mencionado Marin Cilic.

Además, ya en primera ronda tendremos un enfrentamiento entre dos de los nuestros con el cara a cara entre Roberto Bautista y Fernando Verdasco. Quien avance, tiene muchas posibilidades de cruzarse con Tsonga primero y con Djokovic después.